VIERNES

LOS ISRAELITAS PIDEN REY

1 SAMUEL 8:4-8

4 Entonces todos los ancianos de Israel se juntaron, y vinieron á Samuel en Rama, 5 Y dijéronle: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no van por tus caminos: por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como todas las gentes. 6Y descontentó á Samuel esta palabra que dijeron: Danos rey que nos juzgue. 7 Y dijo Jehová á Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te dijeren: porque no te han desechado á ti, sino á mí me han desechado, para que no reine sobre ellos. 8 Conforme á todas las obras que han hecho desde el día que los saqué de Egipto hasta hoy, que me han dejado y han servido á dioses ajenos, así hacen también contigo.

Cuando Samuel era ya viejo, él hizo a sus dos hijos jueces de Israel. Sin embargo. 1 Samuel 8:3. Mas no anduvieron los hijos por los caminos de su padre, antes se ladearon tras la avaricia, recibiendo cohecho y pervirtiendo el derecho. Mas no anduvieron los hijos por los caminos de su padre, antes se ladearon (torcer) tras la avaricia, recibiendo cohecho y pervirtiendo el derecho. Entonces los ancianos del pueblo se reunieron y vinieron a Samuel para que les diera rey que los gobernase como las demás naciones de alrededor.

Podemos notar porque los Israelitas deseaban tener un rey. Ellos dijeron, “Danos un rey como las demás naciones”. Ellos no quisieron ser un pueblo separado o diferente a los demás aunque Dios los había seleccionado como nación. Por querer ser igual que los demás, ellos rechazaron el GOBIERNO TEOCRÁTICO de Dios por uno donde reinaría el hombre, Dios les concedió su deseo, no porque Él se agradara, sino más bien por su loca determinación. 2 Crónicas 18:19-22. 19 Y Jehová dijo: ¿Quién inducirá á Achâb rey de Israel, para que suba y caiga en Ramoth de Galaad? Y uno decía así, y otro decía de otra manera. 20 Mas salió un espíritu, que se puso delante de Jehová, y dijo: Yo le induciré. Y Jehová le dijo: ¿De qué modo? 21 Y él dijo: Saldré y seré espíritu de mentira en la boca de todos los profetas. Y Jehová dijo: Incita, y también prevalece: sal, y hazlo así. 22 Y he aquí ahora ha puesto Jehová espíritu de mentira en la boca de estos tus profetas; mas Jehová ha decretado el mal acerca de ti.

Samuel estaba renuente hacer tal cosa, pero de todos modos oró a Dios acerca del asunto. Dios le dijo que hiciera lo que le pedía pero que les advirtiera que al pedir rey, éste los oprimiría y los esclavizaría. Tal cambio en el gobierno establecía una transición de un gobierno teocrático – donde Dios era el Gobierno – a uno de tipo monárquico – donde el gobierno pasaba a manos de un hombre. Samuel le dijo al pueblo lo que Dios opinaba de su actitud, pero ellos no estuvieron dispuestos abandonar la idea de tener un rey.

LA SÉPTUPLA UNIDAD DE LA IGLESIA

Séptupla quiere decir = Siete veces mayor. Efesios 4:4-6.

4 Un cuerpo, y un Espíritu; como sois también llamados á una misma esperanza de vuestra vocación: 5 Un Señor, una fe, un bautismo, 6 Un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todas las cosas, y por todas las cosas, y en todos vosotros.

1.  Una Iglesia. un cuerpo.

2.  Un Espíritu.

3.  Una esperanza de vuestra vocación.

4.  Una Cabeza. un Señor. Colosenses 1:18. Y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia; él que es el principio, el primogénito de los muertos, para que en todo tenga el primado.

5.  Una Doctrina. una Fe. Gálatas 1:8. Mas aun si nosotros ó un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema. Maldición, reprobación o condena.

6.  Un pacto para todos. un Bautismo.

7.  Un Dios.

POEMAS PARA PASTORES

Eso me llena de mucha alegría y tranquilidad y también de privilegio por ser parte de este rebaño que hoy Usted pastorea con tanto cariño.

Ha reconfortado a todos y cada uno de sus seguidores a través de la Palabra de Dios que nos prodiga.

Muchas bendiciones y felicitaciones por ser el Buen Pastor que es y que Dios le siga llenando de vida saludable y próspera.

Nada más bonito que poder celebrar juntos este día del Buen Pastor y poder, además, así disfrutar con una persona de tantos talentos para proclamar el mensaje de Dios, para inmiscuirnos de los dones del Espíritu Santo, cantar sus alabanzas y orar juntos a Dios como nuestro Padre de Amor.

Santidad

Su conducta ante sus seguidores y su vida personal ha de ser impecable, intachable, digna de imitar. Eso debe ser requisito primordial a cumplir.

Su congregación debe mirarlo como una persona madura espiritualmente, consistente en todo momento entre lo que predica y lo que vive a diario y siempre dispuesto a atender las solicitudes y necesidades de su grupo.

Ejemplo de santidad

El pastor tiene que ser el modelo de santidad que su rebaño quiere y necesita. Es por ello oportuno hacer referencia a Filipenses 4:9, el cual señala al respecto: Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros”.

El pastor como ministro de Dios se hace eco de lo que siempre pregonó el apóstol Pablo cuando dijo que sus seguidores debían ser sus imitadores, tal y como él lo era de Jesucristo. Esto se narra en el versículo 11:1 en la primera carta de Corintios.

Así lo debe demostrar en su vida de padre, de esposo, de familiares y amigos y de todos sus devotos, sin actos reprobatorios de su comportamiento que manchen su reputación.

ARREBATANDO LAS BENDICIONES

Arrebatando: quitar              embelesar

arrancar      cautivar

tomar                   atraer

conquistar          encontrar

*ceder                  *repugnar

Bendiciones: gracia

favor

abundancia

prosperidad

Arrebatamiento: El rapto de la Iglesia. En 1 Tesaloniseneses 4:17 dice “seremos arrebatados juntamente con ellos”. Algunos entienden que este arrebatamiento será en secreto, visto solamente por los cristianos, aunque en ninguna parte se afirma así con claridad. Otros entienden que el arrebatamiento sucederá en conexión con la resurrección.

En el Antiguo Testamento nos encontramos con dos casos de personas arrebatadas a Dios. Enoc. Génesis 5:24. Caminó, pues, Henoch con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios. Hechos 11:5. Estaba yo en la ciudad de Joppe orando, y vi en rapto de entendimiento una visión: un vaso, como un gran lienzo, que descendía, que por los cuatro cabos era abajado del cielo, y venía hasta mí.Y Elías. 2 Reyes 2:11. Y aconteció que, yendo ellos hablando, he aquí, un carro de fuego con caballos de fuego apartó á los dos: y Elías subió al cielo en un torbellino. Sin ver la muerte.

En el Nuevo Testamento tenemos la promesa del arrebatamiento de los de Cristo en Su venida. Primero habrá la resurrección de los muertos en Cristo y luego todos los creyentes vivos, juntamente con los santos acabados de resucitar, serán arrebatados para recibir al Señor en el aire. 1 Tesalonicenses 4:16–17. 16 Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero: 17 Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes á recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Este hecho preliminar de la venida del Señor es el mayor de los intereses para la Iglesia, que recibe la instrucción de esperar a su Señor. Tito 2:11–14. 11 Porque la gracia de Dios que trae salvación á todos los hombres, se manifestó. 12 Enseñándonos que, renunciando á la impiedad y á los deseos mundanos, vivamos en este siglo templada, y justa, y píamente, 13 Esperando aquella esperanza bienaventurada, y la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo. 14 Que se dió á sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad, y limpiar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.

Bendición: Favor dado por Dios. Petición que se hace a Dios, deseando sus favores para otra persona.

Bendecir: hablar bien de otra persona. Alabar. Colmar de bienes. Pedir a Dios sus favores para para otra persona.