VERSÍCULOS QUE AYUDARAN A EVANGELIZAR

Hoy les traemos una selección de 32 versículos que te ayudarán en la misión de evangelistero.

Romanos 3:23. Por cuanto todos pecaron, y están distituídos de la gloria de Dios

Ezequiel 18:4. He aquí que todas las almas son Mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es Mía; el alma que pecare, esa morirá.

Isaías 53:6. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino: mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros.

Hechos 16:31. Y ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa.

Romanos 6:23. Porque la paga del pecado es muerte: mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 5:8. Mas Dios encarece Su caridad para con nosotros, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Romanos 10:9. Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Romanos 10:11. Porque la Escritura dice: Todo aquel que en Él creyere, no será avergonzado.

Romanos 10:12-13. 12 Porque no hay diferencia de Judío y de Griego: porque el mismo que es Señor de todos, rico es para con todos los que le invocan: 13 Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Juan 1:12. Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en Su nombre.

Lucas 19:10. Porque el Hijo del hombre vino á buscar y á salvar lo que se había perdido.

2 Corintios 6:2. En tiempo aceptable Te he oído, Y en día de salud Te he socorrido: he aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salud.

Romanos 5:1. Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Romanos 5:6. Porque Cristo, cuando aún éramos flacos, á su tiempo murió por los impíos.

Romanos 5:9. Luego mucho más ahora, justificados en Su sangre, por Él seremos salvos de la ira.

Romanos 5:10. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliado con Dios por la muerte de Su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por Su vida.

Romanos 5:12. De consiguiente, vino la reconciliación por uno, así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó á todos los hombres, pues que todos pecaron.

Romanos 5:17. Porque, si por un delito reinó la muerte por uno, mucho más reinarán en vida por un Jesucristo los que reciben la abundancia de gracia, y del don de la justicia.

Romanos 5:18. Así que, de la manera que por un delito vino la culpa á todos los hombres para condenación, así por una justicia vino la gracia á todos los hombres para justificación de vida.

Romanos 5:19. Porque como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituídos pecadores, así por la obediencia de uno los muchos serán constituídos justos.

Romanos 5:21. Para que, de la manera que el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna por Jesucristo Señor nuestro.

Romanos 8:1. Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme á la carne, mas conforme al espíritu.

1 Juan 5:13. Estas cosas he escrito á vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.

Efesios 2:8-9. 8 Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: 9 No por obras, para que nadie se gloríe.

Proverbios 14:12. Hay camino que al hombre parece derecho; Empero su fin son caminos de muerte.

Santiago 2:10. Porque cualquiera que hubiere guardado toda la ley, y ofendiere en un punto, es hecho culpado de todos.

Hechos 3:19. Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor.

Juan 5:24. De cierto, de cierto os digo: El que oye Mi palabra, y cree al que Me ha enviado, tiene vida eterna; y no vendrá á condenación, mas pasó de muerte á vida.

Juan 6:40. Y esta es la voluntad del que Me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en Él, tenga vida eterna: y Yo le resucitaré en el día postrero.

Juan 6:47. De cierto, de cierto os digo: El que cree en Mí, tiene vida eterna.

Juan 10:28. Y Yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de Mi mano.

Romanos 3:24. Siendo justificados gratuitamente por Su gracia por la redención que es en Cristo Jesús