SED SOBRIOS Y VELAD

Debemos estar vigilantes para resistir las tentaciones del diablo por medio de la fe