REFLEXION EL REGALO QUE QUIERES NO SIEMPRE LLEGA COMO ESPERAS

Un jovencito estaba a punto de graduarse, hace muchos meses admiraba un hermoso auto deportivo que vio en un concesionario, sabiendo que su padre podía comprarlo, le dijo que este auto era todo lo que quería.

Finalmente, la mañana del día de la graduación, su padre lo llamó para que fuera a su habitación. Le dijo lo orgulloso que estaba de tener un hijo tan bueno y lo mucho que lo amaba. El padre tenía en sus manos una hermosa caja de regalo. Curioso por lo que contenía la caja dentro, el joven la abrió y lo que encontró fue una hermosa Biblia cubierta de cuero con su nombre escrito en letras doradas. Enojado, le gritó a su padre diciendo: «Con todo el dinero que tienes y lo único que me das es esta Biblia» y salió de la casa.

El joven quedó tan decepcionado que salió de la casa para hacer su vida por su cuenta.

Pasaron muchos años y el joven se convirtió en un exitoso hombre de negocios. Tenía una hermosa casa y una linda familia, pero cuando se enteró de que su padre estaba muy enfermo, pensó en visitarlo.

No había visto a su padre desde el día de su graduación. Antes de que pudiera irse a verlo, recibió un telegrama que decía que su padre había muerto y había heredado todas sus posesiones, por lo que necesitaba urgentemente ir a la casa de su padre para arreglar todos los trámites de inmediato.

Cuando llegó a la casa de su padre, un sentimiento de tristeza y pesar llenó su corazón. Y buscando entre los documentos de su padre encontró la Biblia que su padre le había dado en esa ocasión. Con lágrimas, la abrió y empezó a hojear sus páginas. Su padre había subrayado cuidadosamente un versículo en: Mateo 7:11. Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas á vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos, dará buenas cosas á los que le piden?

Mientras leía esas palabras, las llaves de un auto se cayeron de la Biblia. Tenían una tarjeta del concesionario de automóviles donde había visto ese auto deportivo que tanto deseaba. En la tarjeta estaba la fecha de su día de graduación y las palabras: TOTALMENTE PAGADO.