POEMAS PARA PASTORES

Admirable.

Javier R. Cinacchi. Argentino

Jesús es admirable,
ha salvado multitudes.
El Padre lo ha hecho posible.
La espalda nunca le dé.

Ha dado mucho;
hasta su vida ha prestado.
Tomando lugar en un madero,
es que nos ha salvado.

Nos dice que se pida,
orando en su nombre,
para que Él responda
a aquel que le cree.

Padre, quiero pedirle,
que no sea digno de muerte,
que la espalda nunca le dé,
¡pa, esté en ti firme!

Mucho, ¡Oh Admirable!
cada día me das.
Que nunca me aparte,
de tu casa amada.