ORACIÓN DE NAVIDAD

Señor, te esperábamos más grande, y vienes en la debilidad de un niño. Te esperábamos a otra hora, y vienes en el silencio de la noche. Te esperábamos poderoso como un rey, y vienes hombre frágil como nosotros. Te esperábamos de otra manera, y vienes así de sencillo. Casi no hay quien te reconozca al verte así, tan hombre. Nos habíamos hecho una idea de ti, y vienes, Señor, rompiendo todo lo previsto. Danos fe para creer en ti, y reconocerte así, como vienes. Fortalece nuestra esperanza para confiar en ti, en la sencillez en la que vienes. Enséñanos a amar como amas tú, que siendo fuerte te hiciste débil para ser nuestra fortaleza en todo momento y por los siglos de los siglos. Amén.