NO QUIERO COSAS CARAS, QUIERO ALGUIEN QUE ME VALORE.

CADENA DE COROS

NO QUIERO COSAS CARAS, QUIERO ALGUIEN QUE ME VALORE.

No necesito a mi lado alguien que pueda gastar millones en “hacerme feliz”, necesito alguien que entienda que para hacerme feliz, solo basta amor.

No busco que alguien pague mis cuentas, no busco que me saquen a “pasear”, quiero alguien que salga de la rutina, que llegue con una rosa a mi casa solo para decir “te amo”.

Quiero que alguien me sorprenda, que se interese por mí, que me pregunte cómo me fue en el día, que se interese por mis cosas, que planee conmigo y no que diga “sí, claro” o un “después vemos”.

Quiero que exista alguien a quien poder decirle lo que se me antoja o lo que me gusta, alguien que me cuente de su vida, de sus problemas, que me vea como su apoyo, como su amiga, como su confidente. No quiero alguien que haga parecer que todo en la vida es perfección.

Quiero que alguien me diga hermosa, que al verme sonría, que busque mi mano, que busque abrazarme, no alguien a quien tener que robarle un beso. Quiero alguien que se sienta orgulloso de mí, que sienta celos si alguien está rondando, que valore lo que soy y que si le digo “te amo” me regale una sonrisa.

Busco a alguien que sepa que prefiero una servilleta donde diga “me encantas” al regalo más caro. Yo no necesito a mi lado alguien que pueda gastar millones en “hacerme feliz”, necesito alguien que entienda que para hacerme feliz, solo basta con que esté muy enamorado de mí.
1 Corintios 13:4-7. 4 La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no hace sinrazón, no se ensancha; 5 No es injuriosa, no busca lo suyo, no se irrita, no piensa el mal; 6 No se huelga de la injusticia, mas se huelga de la verdad; 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

ACCIÓN DE GRACIAS

es considerado el día más ecuménico del calendario estadounidense, ya que a diferencia de Navidad, creyentes de todas las religiones se sienten incluidos.

Pero ¿qué tiene la gente que agradecer?

El día de Acción de Gracias es un feriado nacional en Estados Unidos
La fecha recuerda la primera cosecha que obtuvieron los primeros peregrinos británicos en 1621, luego de un duro invierno, y el banquete que compartieron durante tres días con los nativos Wampanoag, del actual estado de Massachusetts, en el noreste de Estados Unidos.

"Agradecer por los regalos del creador siempre había sido parte de la vida de los Wampaonag", cuenta en su página web el museo Plimoth Plantation, en Massachusetts, dedicado a una de las primeras colonias británicas en América.

El nacimiento del Día de Acción de Gracias como festividad es la decisión que tomó el presidente republicano Abraham Lincoln en octubre de 1863, en medio de la Guerra de Secesión (1861-1865) que enfrentó a los estados confederados, partidarios de la esclavitud, contra los estados de la Unión, contrarios a esta.

El presidente Abraham Lincoln oficializó la celebración de Acción de Gracias en 1863.
El gobernante ordenó celebrar Acción de Gracias luego de una campaña de la poeta y editora Sarah Josepha Hale, que había leído sobre el banquete de los colonizadores y los nativos de 1621, según cuenta la Enciclopedia Británica.

Según explica el diario The Washington Post, Lincoln tomó lo que había sido una festividad dispersa en el país y la convirtió en un feriado nacional, que se celebraría el último jueves de noviembre".

Desde entonces, casi todo Estados Unidos celebra Acción de Gracias.

Desde 1970, los Indios Americanos de Nueva Inglaterra (UAINE, por sus siglas en inglés) decidieron conmemorar el Día Nacional del Luto, para recordar los asesinatos masivos, reubicaciones forzadas y el robo de sus tierras que perpetraron los colonos británicos, dice la BBC en un reportaje de noviembre de 2017.