NO AL HALLOWEEN

VINE A ADORARTE

INTÉNTALO

Franklin D. Roosevelt acostumbraba a decir: “Es normal elegir un método y probarlo. Si es un fracaso, admítalo con franqueza. Pero, por sobre todas las cosas pruebe hacer algo”.

En el libro Alas de Águila, Ted W. Engstrom da este consejo acerca de la importancia de intentarlo “Si comienza hoy, puede empezar a disfrutar el uso y el desarrollo de sus dones. Para un comienzo, usted deseará arriesgar algo pequeño, como un dedo del pie en lugar del cuello”.

“Por ejemplo, si siempre ha deseado escribir, escriba algo, un artículo corto, un poema, un relato de sus vacaciones. Escríbalo como si fuese a ser publicado y luego preséntelo en alguna parte.

Si es fotógrafo, reúna sus mejores fotografías y preséntelas en algún concurso. Si cree ser un buen tenista o golfista, participe en algunos torneos y vea los resultados. Quizá no gane los primeros premios, pero piense cuánto aprenderá y experimentará simplemente por intentarlo”.

El primer paso en intentarlo podrá ser un curso que tome en un colegio local… lecciones privadas... o conduciendo sus propios sencillos experimentos. El intento se perfecciona con la práctica. Manténgase fiel a lo que quisiera hacer.

El peor de los fracasos es… ¡no intentarlo!

La derrota no es la peor de las tragedias. La verdadera tragedia es no haberlo intentado.

Josué 1:9. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente: no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios será contigo en donde quiera que fueres.

NO SE DEBE FESTEJAR EL HALLOWEEN

Porque como lo hemos señalado, esas creencias se basan en el ocultismo, temor, engaño, ritos paganos y satánicos. Además son costumbres extranjeras. Juan. 10:10. El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
Todo lo relacionado con esa tradición extranjera contiene una simbología satánica, como lo son: las calabazas, los disfraces, los posters de vampiros, brujas, media luna, murciélagos, etc., por lo cual, no fomentemos estas cosas adornando nuestras casas con ellas.
La biblia nos invita a abstenernos de participar directa o indirectamente de esta festividad mundana y que nos guardemos en santidad y pureza para nuestro Dios. “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo y no según Cristo.” Colosenses 2:8.  Mirad que ninguno os engañe por filosofías y vanas sustilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme á los elementos del mundo, y no según Cristo: Hechos 15:19-20. 19 Por lo cual yo juzgo, que los que de los Gentiles se convierten á Dios, no han de ser inquietados; 20 Sino escribirles que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, y de fornicación, y de ahogado, y de sangre. 1 Corintios 10:20. Antes digo que lo que los Gentiles sacrifican, á los demonios lo sacrifican, y no á Dios: y no querría que vosotros fueseis partícipes con los demonios.1 Corintios 15:29. De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué pues se bautizan por los muertos?

Josué 24:15. Y si mal os parece servir á Jehová, escogeos hoy á quién sirváis; si á los dioses á quienes siervieron vuestros padres, cuando estuvieron de esotra parte del río, ó á los dioses de los Amorrheos en cuya tierra habitáis: que yo y mi casa serviremos á Jehová.

En la doctrina de nuestro movimiento no celebramos culto a los muertos, sino que cuando un hermano en la fe parte de esta tierra, celebramos culto al Dios vivo y fuerte de toda la vida, y le pedimos que conforte y consuele el corazón de los familiares y amigos del que ha partido.

Este culto se le denomina “culto de consolación”, en el cual se alaba a Dios, se da el mensaje de salvación y proclamamos nuestra esperanza de vida eterna. No debe nombrársele culto fúnebre ya que Dios es un Dios de vivos y no de muertos. Lucas 20:38. Porque Dios no es Dios de muertos, mas de vivos: porque todos viven á Él.