Narraciones Con Enseñanzas Cristianas

Moraleja: El amor y el tiempo.
Había una vez una isla muy linda y de naturaleza indescriptible, en la que vivían todos los sentimientos y valores del hombre; El Buen Humor, la Tristeza, la Sabiduría… como también, todos los demás, incluso el AMOR.
Un día se anunció a los sentimientos que la isla estaba por hundirse.Entonces todos prepararon sus barcos y partieron. Únicamente el AMOR quedó esperando solo, pacientemente, hasta el último momento.
Cuando la isla estuvo a punto de hundirse, el AMOR decidió pedir ayuda.La riqueza pasó cerca del AMOR en una barca lujosísima y el AMOR le dijo: “Riqueza… ¿me puedes llevar contigo?” – No puedo porque tengo mucho oro y plata dentro de mi barca y no hay lugar para ti, lo siento, AMOR…Entonces el Amor decidió pedirle al Orgullo que estaba pasando en una magnifica barca. “Orgullo te ruego… ¿puedes llevarme contigo?
No puedo llevarte AMOR… respondió el Orgullo: – Aquí todo es perfecto, podrías arruinar mi barca y ¿Cómo quedaría mi reputación?
Entonces el AMOR dijo a la Tristeza que se estaba acercando: “Tristeza te lo pido, déjame ir contigo”. – No AMOR… respondió la Tristeza. – Estoy tan triste que necesito estar sola.
Luego el Buen Humor pasó frente al AMOR, pero estaba tan contento de que no sintió que lo estaban llamando.
De repente una voz dijo: “Ven AMOR te llevo conmigo”. El AMOR miró a ver quién le hablaba y vio a un viejo.
El AMOR se sintió tan contento y lleno de gozo que se olvidó de preguntar el nombre del viejo.
Cuando llegó a tierra firme, el viejo se fue. El AMOR se dio cuenta de cuánto le debía y le pregunto al Saber: “Saber, ¿puedes decirme quién era este que me ayudo?”.-” Ha sido el Tiempo”, respondió el Saber, con voz serena.

  • ¿El Tiempo?… se preguntó el AMOR, ¿Por qué será que el tiempo me ha ayudado?
  • Porque solo el Tiempo es capaz de comprender cuán importante es el AMOR en la vida.

El cuento del burro.
Probablemente ya te sabes este cuento pues es muy usado para predicar, pero es interesante:Se cuenta que una vez hace más de 2000 años en Jerusalén un burro muy limpio y atractivo entró al establo donde se encontraban varios burros. Este burro entró con mucha soberbia, con gran estilo y mostraba una sonrisa de oreja a oreja.Los otros animales en el establo se quedaron perplejos y se decían entre sí y este, quien es, ¿qué se cree?
De pronto el burro orgulloso empezó a hablar y les contó Oh me hubieran visto, cuando entre a Jerusalén me ponían ramas para que caminara, la gente me gritaba lo maravilloso que soy, fue todo un espectáculo, me recibieron como a un rey triunfador, me gritaban Hosanna, hosanna.
Los otros animales le preguntaron ¿estás seguro de que fue a ti, o al que montaba sobre ti?
Ya entendiste verdad, este era en el cuento el burro sobre el que monto el señor Jesús al entrar en Jerusalén en el domingo de ramos.
La moraleja por supuesto es que la gloria es para Dios y no confundamos la gloria de Dios en nuestra vida por nuestra propia gloria.
Sin lugar a duda alguna pequeña gloria tenemos pero la gloria más grande es la gracia del señor sobre nosotros. Entre más dejamos que actúe Dios y que brille en nuestras vidas más felices, llenos y triunfantes somos y es nuestra responsabilidad darle a Dios la gloria que merece.

Fabula Zanahoria, Huevo o Café.
Una joven mujer se quejaba constantemente con su padre sobre lo difícil que era su vida y la cantidad de problemas que tenía. Su padre, un excelente y conocido Chef, llevó a su hija al sitio donde trabajaba. Prendió 3 ollas con agua, y las puso a hervir.Cuando el agua ya había hervido, tomo una zanahoria, unos huevos y unos granos de café, cada uno en una olla diferente. A los veinte minutos, el padre sacó las zanahorias y los huevos a un recipiente. Le pidió a la hija que tocara la zanahoria. Cuando lo hizo, la niña se dio cuenta de que estaba blanda. Luego, el padre le pidió que abriera los huevos. La niña se dio cuenta de que estaban duros.
Entonces, el padre le dijo: Ahora prueba el café. Con un sonrisa, disfrutando del rico aroma, tomó un poco.

  • ¿Qué significa todo esto, papá?
  • Los 3 elementos han estado expuestos ante la misma adversidad: Agua hirviendo. Pero han reaccionado de forma diferente. La zanahoria llegó fuerte y dura al agua, pero después se volvió débil. El huevo había llegado frágil al agua, y su cascara protegía su interior líquido. Cuando salió, su interior se había endurecido. Los granos de café, sin embargo, son únicos. Luego de estar en el agua hirviendo, cambiaron el agua.
    Miro fijamente a su hija y le preguntó:
  • ¿Y tú cuál eres?, cuando estás ante una adversidad, ¿cómo actúas? ¿Eres un huevo, una zanahoria o un grano de café?

Inocencia…

Una nena, diariamente, va y vuelve caminando a la escuela.
A pesar del mal tiempo de aquella mañana y de las nubes que se estaban formando, ella hace su camino diario.
Con el pasar del tiempo, los vientos aumentaron junto a rayos y truenos.
La madre pensó que su hija podría tener mucho miedo en el camino de vuelta, pues ella misma estaba asustada con los rayos y truenos.
Preocupada, la madre rápidamente entró en su auto y se dirigió por el camino en dirección a la escuela.
En el camino ella vio a su hija caminando, y notó, que a cada relámpago, la niña paraba, miraba hacia arriba y Sonreía!
Otro y otro trueno y en cada uno, ella paraba, miraba hacia arriba y Sonreía!!!
Finalmente, la niña entró en el auto y la madre curiosa le fue preguntando:

  • "Qué estabas haciendo?"
    La niña respondió:
  • "Sonriendo! Dios no para de sacar fotos mías!!"

A ella le debo.
Cuando la conocí tenía 16 años, fuimos presentados en una fiesta, por un tío que decía ser mi amigo.
Fue amor a primera vista, Ella me enloquecía.
Nuestro amor llegó a un punto, que ya no conseguía vivir sin ella. Pero era un amor prohibido.
Mis padres no la aceptaron. Fui expulsado del colegio y empezamos a encontrarnos a escondidas.
Pero ahí no aguanté mas, me volví loco, yo la quería, pero no la tenía.Yo no podía permitir que me apartaran de ella.
Yo la amaba: destrocé el coche, rompí todo dentro de casa y casi maté a mi hermana. Estaba loco, la necesitaba.
Hoy tengo 39 años; estoy internado en un hospital, soy inútil y voy a morir abandonado por mis padres, amigos y por ella.
¿Su nombre?
Cocaína.A ella le debo mi amor, mi vida, mi destrucción y mi muerte.
Freddie Mercury
(1946-1991)Lo escribió antes de morir de SIDA.
En gran cantidad de ocasiones los seres humanos tendemos a volver nuestra mirada a Dios y reconocer nuestros errores ya cuando es demasiado tarde. Aprovechemos las experiencias de otros cuyo ejemplo nos motiva a evitar caer.
Nunca es demasiado tarde! recuerda que por mas difícil que sea la situación, por más profundo que hayas caído y aunque ya no haya manera de cambiar las consecuencias físicas de tus errores, si estas arrepentido de corazón y has tomado la decisión de no reincidir, recuerda las palabras del libro de la sabiduría.
Proverbios 28:13. El que encubre sus pecados, no prosperará: Mas el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia.
1 Pedro 5:7. Echando toda vuestra solicitud en Él, porque Él tiene cuidado de vosotros.
2 Corintios 5:17. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
1 Crónicas 16:34. Celebrad á Jehová, porque es bueno; Porque Su misericordia es eterna.

¿Debilidad?
Un muchacho de 10 años había sufrido un trágico accidente y a consecuencia de esto le tuvieron que amputar el brazo izquierdo.
El muchacho se recuperó emocionalmente y decidió aprender el Judo. Su Sensai (maestro) era un anciano chino experto en este arte marcial.
Después de tres meses, el muchacho había aprendido sólo un movimiento y le pidió a su maestro que le enseñara otros. El sabio Sensai le dijo que, a causa de que él solamente tenía un brazo, esto era todo lo que él podría aprender.Poco después, el muchacho entró en un torneo dónde logró calificar en los juegos semifinales ante un rival más grande y más experimentado.
No parecía que el muchacho pudiese ganar. Después de una larga lucha, su oponente empezó a perder la concentración. El joven aprovechó esto y logró tirar al suelo a su superior rival.
En el camino a casa, el muchacho le preguntó a su Sensai. ¿Cómo fue que pude ganar con sólo un movimiento?
El Sensai le contestó: Tú has logrado casi dominar uno de los movimientos más difíciles en todo el judo. Y, la única defensa contra ese movimiento era que tu rival te agarrase de tu brazo izquierdo; pero como tú no tienes brazo izquierdo, esa debilidad fue la que te hizo ganar.
Para enfrentar las grandes y variadas clases de luchas que se nos presentan en la vida necesitamos las instrucciones de un gran maestro. Sé honesto(a) contigo mismo y reconoce tus debilidades. Clama por la ayuda de Dios, por medio de Jesucristo, para que te ayude a convertir tu debilidad más grande en tu mayor fortaleza.
2 Corintios 12: 9-10.9 Y me ha dicho: Bástate Mi gracia; porque Mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis flaquezas, porque habite en mí la potencia de Cristo. 10 Por lo cual me gozo en las flaquezas, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias por Cristo; porque cuando soy flaco, entonces soy poderoso.

Fuente: http://www.avanzapormas.com/reflexiones-cortas-2.html