MENSAJE CRISTIANO

Dios como buen padre ama a todos sus hijos por igual. Su amor es tan grande que siempre nos dará su perdón y comprensión. Lo único que Él espera de nosotros es que obremos siguiendo lo que nos dejó en sus escrituras, porque es a través de su palabra que podemos escuchar su voz y el mensaje que nos quiere dejar. Él desea lo mejor para nosotros y debemos fortalecer cada día nuestra fe cristiana.

Tus planes por más simples o complicados que sean debes ponerlos en manos de Dios, porque está escrito que no debemos alejarnos de su presencia y dejar que Él nos cuide como buen padre que es y vea que es lo mejor para nosotros. Quien mejor que nadie conoce nuestras carencias y nos alumbrará con su luz para escoger el camino correcto que nos llevará hacia él.

Cuando estoy un poco nostálgica mi único refugio es acercarme más a Dios para obtener el consuelo que necesito, me pongo a leer su palabra y hago algunas alabanzas para sentirme más reconfortado. Podrá haber junto a mi muchas personas que intentarán animarme, pero no lo conseguirán porque el único que ejerce su gran poder sobre mí es el creador Divino.

Tenemos la misión de transmitir una luz de esperanza para todos aquellos que se sienten perdidos y abandonados sin un rumbo fijo, porque aún no han descubierto al Todopoderoso que puede alejar de las tinieblas a quien vive en una eterna oscuridad y solo puede salir de ella cuando encuentra a Dios en su vida.

Hay algo que deseo con toda mi alma y es que Dios este presente en mi corazón, que nunca deje de habitar en mi vida ni en mi pensamiento, que jamás me canse de pronunciar su nombre y encomendar todo lo que hago para contar con su bendición. Quiero ser un instrumento de su palabra y de su amor infinito.

No debes dejar de amar a Dios, eres su hijo y a Él no le molesta cual fue tu pasado o si recién te estas convirtiendo en un buen cristiano. Más vale tarde que nunca y a buena hora si has descubierto cual es el verdadero camino para seguir.

La razón por la cual nos encontramos en este mundo es porque tenemos a un padre maravilloso que nos ama y nos da cada día una nueva oportunidad de volver a ser felices.

Como todo buen cristiano es nuestro deber meditar, leer, estudiar y aplicar la palabra de Dios para estar en condiciones de poder comprender el mensaje que nos deja tantas enseñanzas de vida.

Él no nos pide riquezas ni ostentaciones solo quiere que difundamos sus enseñanzas y que seamos buen ejemplo de verdaderos cristianos. Esperamos que estas bellas dedicatorias sean de utilidad para que las compartas con tus conocidos.