LA NATIVIDAD

LA NATIVIDAD

LOS QUE LABORAMOS EN ESTA PAGINA QUEREMOS DESEARLES FELIZ NAVIDAD.

EL ESPÍRITU DE LA PRIMERA NAVIDAD

Nació Jesús

VERSÍCULOS DE NAVIDAD

Isaías 7:14. Por tanto el mismo Señor os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y parirá hijo, y llamará Su nombre Emmanuel.
Salmos 126:3. Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.
Habacuc 3:18. Con todo yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salud.
Lucas 1:14. Y tendrás gozo y alegría, y muchos se gozarán de Su nacimiento.
Lucas 1:46-48. 46 Entonces María dijo: engrandece mi alma al Señor; 47 Y mi espíritu se alegró en Dios mi Salvador, 48 Porque ha mirado á la bajeza de su criada; Porque he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.

Lucas 1:68-69. 68 Bendito el Señor Dios de Israel, Que ha visitado y hecho redención á Su pueblo, 69 Y nos alzó un cuerno de salvación En la casa de David Su siervo,

Mateo 1:21. Y parirá un hijo, y llamarás Su nombre JESUS, porque él salvará á Su pueblo de sus pecados.
Lucas 2:10. Mas el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo.
2 Corintios 9:15. Gracias á Dios por Su don inefable.
Isaías 9:6. Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado sobre Su hombro: y llamaráse Su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

La Navidad es un tiempo para estar juntos

y celebrar el amor que vino a darnos Jesús un día,

vino a traernos Su paz y a darnos la salvación.

✝ Que Jesús renazca en tu corazón esta noche, que resucites a una vida llena de amor y que Él te ayude a ser feliz sin medidas. ¡Bendiciones infinitas para ti en esta Navidad!
✝ Te aseguro que en esta Navidad y este nuevo año, cada deseo tuyo se volverá realidad, cada lagrima una sonrisa y tu vida una bendición. ¡Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo!
✝ Que Jesús ilumine con su luz tu camino, para que alcances todos tus sueños. ¡Feliz Navidad!
✝ Dicen que en Navidad ocurren milagros. Por eso tengo fe que llegues a sentir, ese gran abrazo que hoy te envío. ¡Feliz Navidad!
✝ Que en esta Navidad el Niño Jesús te traiga mucha paz, salud y sobre todo amor, para ti y que llegue a tu hogar. ¡Feliz Navidad!
✝ La Navidad consiste en dar lo que el dinero no puede comprar. Ojalá recibas mucho amor en esta Navidad.
✝ En este nuevo año que comienza, te deseo que a donde quiera que vayas, la bendición de Dios te acompañe y siempre permanezca a tu lado.
✝ La Navidad no se trata de abrir regalos, se trata de abrir nuestro corazón. ¡Feliz Navidad!
✝ ¡Feliz Año Nuevo y mucha prosperidad! Más no confundas esa prosperidad que te deseo, con bienes materiales o con dinero. Prosperidad significa andar por la vida, siempre con la bendición de Dios. Eso a ti te deseo.

Mateo 1:21. Y parirá un hijo, y llamarás Su nombre JESUS, porque Él salvará á Su pueblo de sus pecados.

Introducción:

Estamos en vísperas de una de las fechas más esperadas por muchos en todo el mundo. Son miles de personas quienes hacen planes de viajar, comprar cosas, compartir con sus seres queridos, y realizar muchas actividades semejantes.

Pero esta celebración casi universal se centra solo en una fecha, un día y con un énfasis totalmente distinto a lo que realmente significa. Por ejemplo, ocurre en algunos países que esa fecha se toma para dar rienda suelta a la locura, la embriaguez y el frenesí; entonces, en lugar de estar festejando supuestamente el nacimiento del Salvador, mucha gente está haciendo cosas totalmente opuestas a lo que dice la palabra de Dios, la palabra del Salvador.

Vamos a aprovechar estos estudios bíblicos para hacer énfasis en que la navidad va más allá de ser un día en el calendario, es rememorar el día en que vino Jesús a este mundo y partió la historia en dos, fue allí cuando comenzó una nueva era. Vamos a ver cuatro aspectos relacionados con ella:

I. La ERA del Perdón universal. Hechos 5:31. A éste ha Dios ensalzado con Su diestra por Príncipe y Salvador, para dar á Israel arrepentimiento y remisión de pecados. Hechos 26:16-18. 16 Mas levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto te he aparecido, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que apareceré á ti: 17 Librándote del pueblo y de los Gentiles, á los cuales ahora te envío, 18 Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas á la luz, y de la potestad de satanás á Dios; para que reciban, por la fe que es en Mí, remisión de pecados y suerte entre los santificados. Hechos 10:38,43. 38 Cuanto á Jesús de Nazaret; cómo le ungió Dios de Espíritu Santo y de potencia; el cual anduvo haciendo bienes, y sanando á todos los oprimidos del diablo; porque Dios era con Él. 43 A éste dan testimonio todos los profetas, de que todos los que en Él creyeren, recibirán perdón de pecados por Su nombre.

El señor Jesús vino a este mundo a traer perdón. La palabra de Dios nos enseña que todos somos pecadores; de hecho, desde el principio cuando Adán y Eva desobedecieron, se abrió la puerta al pecado y desde aquel entonces no hay ser humano que pueda levantarse y decir que está libre de toda culpa.

Dios siempre ha manifestado su perdón. Volviendo a la historia de Adán y Eva, poco se menciona que cuando ellos se dieron cuenta de lo que habían hecho y sintieron vergüenza además por estar desnudos, se cubrieron con pieles. Para poder usar piel para cubrirse, algún animal tuvo que haber muerto, alguien tuvo que pagar el precio. Pues bien, Jesús vino a ser ese sacrificio perfecto por medio del cual la humanidad puede recibir el perdón. Ya no se necesita sacrificar animales para ser limpiados de los pecados como se hacía en el antiguo testamento, Jesús ya pagó ese precio en la cruz.

II. La ERA del Amor de Dios. Juan 3:16

Si hay un versículo conocido entre los cristianos, es este. Dice allí que Dios amó al mundo, y lo que registra el verso después es el verbo ‘dar’; dice que Dios amó y dio a su Hijo.

El amor de Dios es un amor perfecto, de hecho Él es amor, y el amor busca dar antes que recibir. Dios sabía que el único ser perfecto que podía pagar un sacrificio sin precedentes por la humanidad para que todo hombre en todo lugar pudiera tener acceso a un perdón completo, era Jesús, su Hijo.

III. La ERA de la Reconciliación. Efesios 2:11-18. 11 Por tanto, acordaos que en otro tiempo vosotros los Gentiles en la carne, que erais llamados incircuncisión por la que se llama circuncisión, hecha con mano en la carne; 12 Que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros á los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13 Mas ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. 14 Porque Él es nuestra paz, que de ambos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación; 15 Dirimiendo en Su carne las enemistades, la ley de los mandamientos en orden á ritos, para edificar en sí mismo los dos en un nuevo hombre, haciendo la paz, 16 Y reconciliar por la cruz con Dios á ambos en un mismo cuerpo, matando en ella las enemistades. 17 Y vino, y anunció la paz á vosotros que estabais lejos, y á los que estaban cerca: 18 Que por Él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

Cuando los seres humanos tenemos conflictos, problemas, discusiones y riñas entre nosotros, tenemos la opción del perdón. Lo que sucede cuando se opta por el perdón es que por lo general el ofendido espera que quien se acerque sea el ofensor.

Parece que esto es lo lógico. Pero para Dios, esa lógica quedó abolida.

El hombre ha sido pecador, desobediente y rebelde desde que fue creado. No obstante, Dios, el ofendido, siempre ha tomado el primer paso.

Nadie se acercó a decirle, ‘Dios, por favor haz algo por nosotros, perdónanos’, no. Fue Dios mismo quien tomó la iniciativa de enviar a Jesucristo para que por medio de su muerte recibamos el perdón de nuestros pecados y estar en paz con Dios Padre.

IV. La ERA de la Luz y la Paz. Isaías 9:2. El pueblo que andaba en tinieblas vió gran luz: los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

Jesús tiene un título que nadie más puede llegar a poseer. No hay Nobel de Paz que lo iguale:Jesús es Príncipe de Paz.

Una vez reconciliados con él tenemos no solo paz sino también luz, porque al recibirlo como nuestro señor y salvador, automáticamente nuestra vida se llena de luz ya que como dice Jesús de sí mismo en Juan 8:12.Y hablóles Jesús otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo: el que me sigue, no andará en tinieblas, mas tendrá la lumbre de la vida.

El hombre cuando está alejado de Dios se le considera que está en tinieblas, vacío y sin esperanza. No hay nada ni nadie que pueda llenar el espacio que solo Jesús puede saciar.

Hay miles de historias de personas que parece que lo han logrado todo en la vida tienen fama, dinero, prestigio, éxito, podríamos decir que no les falta nada; pero de repente están sumidos en la depresión, la angustia, se ven desesperanzados y sin ánimo. ¿Qué pasa allí con ellos? Falta Jesús, él es amor (no dice la biblia que Dios ‘tiene’ amor, dice que él ES amor), él lleva la paz consigo donde quiera que va, lleva el gozo, la luz, la guía y la bendición.

Querido amigo, la navidad, como dijo alguien, “es Cristo naciendo en tu corazón”. Jesús nació en un establo, un lugar sucio y no apto para un parto. ¿Se había preguntado antes por qué el Hijo de Dios no nació en un hospital digno? Ese establo sucio, maloliente y desagradable es tipo del corazón del pecador. Allí es donde Cristo quiere nacer para limpiar la vida del hombre y traer perdón, amor, reconciliación, luz y paz.

Reciba a Cristo en su corazón hoy, y haga de ese nacimiento la verdadera navidad.

Con estos mensajes cristianos desea a tus seres queridos unas felices fiestas y un feliz año nuevo, ponle tu toque personal a cada mensaje y deja que quede en sus celulares para el recuerdo.

Es bueno saber que le importamos a otras personas, cuando compartimos con ellos mensajes navideños les decimos que son apreciados y esperamos que también les vaya bien en el nuevo año.

Te deseo una feliz navidad, que Dios llene cada día tu familia con el amor de Jesús, que su misericordia te bendiga cada día.

Feliz Navidad, es un tiempo para dar, para abrazar, para celebrar este hermoso tiempo. Que disfrutes mucho este diciembre y todo el año que viene.

Que tengas una Navidad dichosa y alegre. Feliz Año nuevo con las bondades de Dios.

Te espera un nuevo año con buenos frutos, llenarás tu familia con amor, alegría y paz que Dios derramará sobre ti. Feliz Navidad y dichoso año nuevo.

Les deseo una muy feliz Navidad y un año nuevo cubierto con la protección del Señor por dondequiera que vayan.  Siempre confíen en su amor.

Que la protección y la bendición del Señor esté sobre tu hogar.  Él es nuestro refugio y está con nosotros porque es Emanuel, Dios con nosotros.  Feliz Navidad.

Recibe mis oraciones y mejores deseos para que te mejores y puedas pasar un buen tiempo de navidad.  Aunque la distancia nos separe estamos cerca de corazón. Cuídate mucho y que la paz de Dios te dé la tranquilidad y consuelo que necesitas.  El Señor es nuestro refugio y nos ayuda en todas nuestras dificultades.

Que Dios te guarde y te bendiga, que ilumine tu camino y traiga paz a tu hogar. Extrañamos no poder compartir contigo esta navidad pero tenemos la confianza de que estarás bien, bajo el abrigo de las alas de Dios todopoderoso. Feliz navidad.

Recibe mi abrazo aunque sea a la distancia, con todo mi cariño incluido.  Que la luz de Jesús ilumine tu hogar y traiga alegría a sus corazones.  Es bueno saber que Él es nuestro Emanuel, Dios con nosotros, siempre nos acompañará en los buenos y malos tiempos.

Este año ha sido difícil para ti pero confiamos en Dios que en el próximo año se abrirán nuevas puertas y vendrán nuevas bendiciones. Que pases un tiempo de contentamiento en Navidad sabiendo que Jesús es nuestra paz.

Oramos por ti para que Dios conforte tu corazón en esta navidad, que te muestre su amor y consuelo y que el próximo año traiga momentos de prosperidad y bendición para tu familia. Recibe nuestro amor y los mejores deseos para que Dios te llene de esperanza. buenos deseos para mejores días por delante.

Aunque los días no hayan sido fáciles para ti esperamos que Dios te alegre con una Bonita Navidad.  Siento mucho que te hayas sentido enfermo, espero que te recuperes bien y que Dios le dé fuerza y vigor a todo tu cuerpo. Bendecido año nuevo, Dios seguirá a tu lado siempre.

Aunque los momentos difíciles no se pueden olvidar sí deseo que el Señor sea tu consuelo y fortaleza en esta navidad.  Elevaré oraciones en tu favor, para que el Señor te ayude a superar todo momento difícil y que puedas ver cómo su amor brilla para ti.  Recibe todo mi apoyo.  Espero poder verte para que compartamos más tiempo.

La Navidad es el momento de conectarse con la familia cercana y lejana, y estos deseos de Feliz Navidad te ayudarán a difundir la alegría navideña en estas fiesta.

Con mucho agradecimiento en el corazón celebremos está Feliz Navidad. Que Jesús sea el refugio para cada miembro de la familia en el año venidero. Felices Fiestas y bendecido año nuevo.