JESUCRISTO ES EL MISMO

El Hijo de Dios sigue teniendo el mismo amor y poder que siempre, y puede obrar a través de los hombres como lo hizo en el pasado