IMPULSO MISIONERO OCTUBRE 2020

Estimado pastor(a):

Saludos en el nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. El Impulso Misionero de Octubre de 2020 está aquí. Es una de dos oportunidades al año para destacar, celebrar y apoyar intencionalmente la obra de compartir el Evangelio entre nuestra red internacional.

Es un momento emocionante para conectar nuestras iglesias locales a nivel mundial. Es un gusto y placer para nosotros trabajar junto a las iglesias locales y donadores individuales, y expresar nuestra gratitud con cada iglesia local por aportar de sus oraciones y ofrendas a las misiones. Queremos recordarle que el 100% de su ofrenda misionera va directamente al campo misionero.

A través de la oración y la dádiva hemos podido suplir las necesidades de los ministerios y misiones autóctonos alrededor del mundo, ayudándolos a compartir el mensaje del Evangelio de Jesucristo que cambia vidas. Debido a una baja en asistencia a las iglesias locales durante la pandemia de COVID-19, este año se han recaudado menos fondos para la Ofrenda Misionera de Compañeros en la Cosecha y la Ofrenda para Proyectos.

Para crear conciencia sobre el Ministerio de Misiones Mundiales, nuevamente estamos supliendo recursos destacando la obra continua en cada región del mundo donde tenemos un ministerio.

Lema: «Un Corazón Para Las Naciones Un llamado Claro y Convincente»

Recursos

Haga clic en los siguientes recursos para descargar documentos en formato PDF para obtener más información acerca de este Impulso Misionero.

Carta Pastoral
El Impulso Misionero de Octubre ha sido diseñado para motivarnos a la acción para cumplir con el propósito de Dios. El impulso del Espíritu Santo revela el corazón de Dios. Su llamado es claro y convincente.

Encartes Para Los Boletines
Mientras oramos por nuestra familia global durante las próximas semanas y a lo largo de este mes, que el Señor nos coloque en áreas de servicio y nos conecte en la tarea mundial de compartir el Evangelio completo con todo el mundo.

Puntos De Oración
La oración con propósito mueve el corazón de la iglesia hacia el corazón de Dios. Su misión. Abre puertas para que el evangelio pueda penetrar cada rincón del mundo. Le da poder a Su mensaje para que pueda ser compartida claramente y sin temor. Nos envuelve en Su plan de ministrar a la gente.