HÉROES DE LA FE EN LA BIBLIA Tomás

Tomás era un hombre de obras de fe

A pesar de su fama como el que dudaba de la resurrección de Jesús, el apóstol Tomás era un hombre de obras de fe extraordinarias. Cuando lo escuchamos hablar por primera vez en el Nuevo Testamento, es después de la muerte de Lázaro.

Cuando los otros discípulos están aterrorizados de regresar a Judea, donde los judíos locales habían intentado apedrear a Jesús mismo, Tomás declara su lealtad (y su destino final) diciendo "¡Vamos también, para que podamos morir con él!"

Aunque no cree al principio, Tomás es el primero de los discípulos en declarar la divinidad singular de Cristo, llamándolo "mi Señor y mi Dios". Al recibir el Espíritu Santo en Pentecostés, Tomás proclamó valientemente el Evangelio en Jerusalén con los otros apóstoles.

La tradición sostiene que Tomás plantó siete iglesias en India, donde estas pequeñas comunidades cristianas todavía existen hoy en día, y son conocidas como los cristianos de Santo Tomás. Tomás murió asesinado por una lanza, a mano de los líderes de las religiones locales.