GRACIAS A DIOS QUE LLEGO EL MES DE NUESTRA CONVENCIÓN REGIONAL LOS DÍAS 29 Y 30

DÍA TAN GRANDE NO PUEDO OLVIDAR

LA IMPORTANCIA DE CONOCER A JESÚS

Lucas 4:16-30

Lucas 4:18. El Espíritu del Señor es sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas á los pobres: Me ha enviado para sanar á los quebrantados de corazón; Para pregonar á los cautivos libertad, Y á los ciegos vista; Para poner en libertad á los quebrantados:

Lucas 4:19 “…y para anunciar a todos que: “¡Este es el tiempo que Dios eligió para darnos salvación!”»”

El investigador y evangelista Lucas, se preocupa por presentar el mensaje del evangelio de todo el quehacer de Jesús de una manera ordenada. Hechos 1:1. EN el primer tratado, oh Teófilo, he hablado de todas las cosas que Jesús comenzó á hacer y á enseñar. Lucas 1:1-4. HABIENDO muchos tentado á poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, 2 Como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron por sus ojos, y fueron ministros de la palabra; 3 Me ha parecido también á mí, después de haber entendido todas las cosas desde el principio con diligencia, escribírtelas por orden, oh muy buen Teófilo, 4 Para que conozcas la verdad de las cosas en las cuales has sido enseñado.

Con la finalidad de provocar desarrollo y madurez de la credulidad del empleado público Teófilo, un gentil destacado en la clase política de aquel entonces. Puesto que muchos conceptos corrían de la persona y del mensaje de Jesús en aquella época, como lo es también hoy.

Que los creyentes reflexionen sobre el conocimiento que presumen tener de Jesús, y se dispongan a profundizarlo y fortalecerlo.

Conocer es averiguar por medio de capacidades intelectuales la naturaleza, cualidad y relaciones de las cosas. La palabra conocer es de origen latín “cognoscere”, formada por el prefjo “con” que significa “todo” y el verbo “gnoscere” que expresa “conocer”.

El conocer es una acción que realiza el sujeto con el fin de tener una noción o idea de algo o de alguien y, así poder decidir y actuar con relación a ello. El conocer se basa en investigar para obtener información y conocimiento sobre un asunto, materia o ciencia. Asimismo, es distinguir una cosa sobre otra.

La palabra conocer alude también a la relación que se da con alguien, persona con la que no se mantiene propiamente una amistad. Es de entender que el conocer propiamente entendida, conlleva niveles y formas.

· Hay conocimiento, teórico o informativo. “Un saber intelectual”

·  Hay conocimiento empírico. “Un saber experimental”

·  Hay un conocimiento relacional. “Quieres conocer a Miguel vive con él” “Intimar”

“Conozcamos a Jesús, en toda la dimensión de la palabra conocer.

¿Por qué Lucas se propuso ofrecer este conocimiento a Teófilo? Cap. 1:4 ¿Por qué es de vital importancia conocer a Jesús con toda esta dimensión? ¿Qué puede suceder en mi persona si mi conocimiento de él se desarrolla de manera integral?

¿Cómo afecta mi existencia como cristiano? Juan 8:31-32 “…Jesús les dijo a los judíos que habían creído en él: —Si ustedes obedecen mis enseñanzas, serán verdaderamente mis discípulos 32 y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres…”

“Pasar de la intención piadosa, a la libertad de decisión”

Oración de transición: El evangelista Lucas, nos pone las luces sobre lo que Jesús hace y dice. En su narrativa vemos a Jesús llegando a la Sinagoga de donde su familia se reúne, donde los años de su infancia se desarrolló.

Y seguro, que ahí estaban los viejos que lo vieron jugar y correr como cualquier otro humano. Así que, tenían estas personas un previo conocimiento de Jesús. Al grado de decir, no es este el hijo del carpintero José.

Pero, acerquemos más nuestra lupa de análisis para obtener los principios sobre la importancia de conocer a Jesús. Para “Pasar de la intención piadosa, a la gran libertad de decisión”

¿Por qué es de vital importancia conocer a Jesús con toda esta dimensión?

I. Porque somos desafiados a imitarlo, y no sólo a escucharlo.

Lucas 4:16. Y vino á Nazaret, donde había sido criado; y entró, conforme á su costumbre, el día del sábado en la sinagoga, y se levantó á leer.

·  1 Pedro 2:20.Porque ¿qué gloria es, si pecando vosotros sois abofeteados, y lo sufrís? mas si haciendo bien sois afligidos, y lo sufrís, esto ciertamente es agradable delante de Dios.

·  1 Pedro 2:21.Porque para esto sois llamados; pues que también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que vosotros sigáis sus pisadas

Por tanto, es necesario conocer la ética de Jesús, es decir su costumbre, para reformar nuestros hábitos, con base al cómo se comportó él. Puesto que somos discípulos suyos. Y el discípulo ve lo que hace su maestro, oye lo que dice su maestro, y se levanta y reproduce lo que vio y oyó de su maestro.

II. Porque somos llamados a aceptarlo, antes que rechazarlo (Vers. 15)

Hemos visto el hábito de Jesús, que desde muy temprano nos muestra Lucas, y nos lo propone como una urgente necesidad que Jesús estimaba Lucas 2:46-49. 46 Y aconteció, que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores, oyéndoles y preguntándoles. 47 Y todos los que le oían, se pasmaban de su entendimiento y de sus respuestas. 48 Y cuando le vieron, se maravillaron; y díjole su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con dolor. 49 Entonces él les dice: ¿Qué hay? ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me conviene estar? Muchos de los que presumen ser discípulos de Jesús, hoy día.

Han abortado los hábitos de este que asumen como su maestro. Lo canta, lo oran como intención piadosa, pero al mismo tiempo lo rechazan como forma integral de la ética de sus vidas.

Jesús, tenía abierta todas las puertas de las sinagogas. Lucas, narra que Jesús, llegó a la Sinagoga de su pueblo, ahí los maestros le extendieron el rollo, para la lectura cotidiana de reflexión, que se daba en aquel lugar (Lucas 4:16-17).

Entonces, él comienza a desenrollar el gran tomo que tenía en sus manos. Con la firme intención de atraer los oídos, las miradas, y toda la voluntad hacia Él, como Mesías. El deja en claro lo que su persona es y representa.

Lucas nos define la esencia de lo que Jesús, es y hace. Jesús, no solo ofrece un buen y bonito discurso de esperanza, sino que Jesús recompone, renueva todo los corazones destrozado, abre las celdas de las limitaciones. Jesús no sólo dice que se preocupa por los necesitados, sino que se ocupa de ellos.

Conocer a Jesús, nos debe llevar a vivir más que maravillados en su hermoso discurso de esperanza, nos debe impulsar a asumir mayores compromisos con él y su causa.

Ante esta gran noticia, ¿Cuál es la reacción de esta gente que tenía un conocimiento anticipado de humanidad de Jesús?

Sin embargo, el aprecio y distinción que le tenían con esta gloriosa revelación se derrumbó, y se tornó en enemistad; al grado de ser expulsado de la sinagoga y de su tierra. Desterrado; no dejes a este excelente y divino profeta, sin honra, pues conocerle nos lleva a darle la correcta honra con hechos.

III. Porque conocer a Jesús, nos hará apropiarnos de todas las grandes bendiciones del jubileo.

Todo hombre o mujer, que ofrece un discurso, sabe que la introducción de su discurso es el anzuelo que atrapa, seduce. En la introducción está la clave para atrapar toda la atención de tu auditorio.

Jesús, pone expone la base de su tema y luego se sienta. Y ofrece una poderosa introducción. Todos los ojos, fijos sobre él. Tal vez, pensando que va comentar este expositor hoy. Entonces, dice: Lucas 4:21 “…Entonces Jesús les dijo: «Hoy se ha cumplido ante ustedes esto que he leído.»

¿Por qué Jesús guía a su auditorio a pensar en la esclavitud y miseria que sus antepasados sufrieron? Isaías 61:1-2. EL espíritu del Señor Jehová es sobre mí, porque me ungió Jehová; hame enviado á predicar buenas nuevas á los abatidos, á vendar á los quebrantados de corazón, á publicar libertad á los cautivos, y á los presos abertura de la cárcel; 2 A promulgar año de la buena voluntad de Jehová, y día de venganza del Dios nuestro; á consolar á todos los enlutados. Para reflexionar sobre todas las bendiciones del año del jubileo. Bendiciones que al conocer a Jesús, se hace toda una gran realidad para nuestra experiencia de vida.

Amados hermanos y amigos que se dieron la oportunidad de estar en este lugar, hoy hemos reflexionado sobre tres razones que ofrecen base, para la importancia de conocer a Jesús en un tamaño completo. Y para concluir vamos a recordarlo. ¿Por qué es de suma importancia conocer a Jesús?

·  I. Porque somos desafiados a imitarlo, y no sólo a escucharlo.

·  II. Porque somos llamados a aceptarlo, antes que rechazarlo.

·  III. Porque conocer a Jesús, nos hará apropiarnos de todas las grandes bendiciones del jubileo.

Ahora bien, y usted. ¿Sabes de Jesús o conoces realmente a Jesús? Sino lo conoces, te invitamos a conocerle por medio de su palabra. Para que juntos aprendamos a desarrollar una fe auténtica, fuerte y productiva.