FELIZ Y BENDECIDO SÁBADO

PARÁBOLA DE LOS MARES.

Hay dos mares en Palestina.

Uno es fresco y lleno de peces, hermosas plantas adornadas sus orillas; los árboles extienden sus ramas sobre él, y alargan sus sedientas raíces para beber sus saludables aguas y en sus playas, los niños juegan.

El río Jordán hace este mar con burbujeantes aguas de las colinas, que ríen en el atardecer. Los hombres construyen sus casas en la cercanía, y los pájaros sus nidos, y toda clase de vida es feliz por estar allí.

El río Jordán continúa hacia el sur, hacia otro mar. Aquí no hay trozos de vida, ni murmullos de hojas, ni canto de los pájaros, ni risas de niños. Los viajeros escogen otra ruta; solamente por urgencia lo cruzan. El aire es espeso sobre sus aguas, y ningún hombre, ni bestia, ni aves la beben.

¿Qué hace esta diferencia entre mares vecinos?

No es el río Jordán. El lleva la misma agua a los dos. No es el suelo sobre el que están, ni el campo que los rodea. La diferencia es ésta: el mar de Galilea recibe al río, pero no lo retiene; por cada gota que a él llega, otra sale.

El dar y el recibir son de igual manera.

El otro es avaro . . . guarda su ingreso celosamente. No tiene un generoso impulso, cada gota que llega, allí se queda. El mar de Galilea da y vive. El otro mar no da nada.

Le llaman el Mar Muerto.

PASTEL DE DIOS

¿A veces me pregunto, Que hice para padecer esto?, o ¿Porque tenia que permitir esto Dios?
 ¡Aquí hay una explicación maravillosa!
 Una hija le cuenta a su madre como todo esta mal, esta reprobando álgebra, su novio corto con ella y su mejor amiga se esta cambiando de ciudad.
 Mientras, su mamá esta preparando un pastel y le pregunta a su hija que, si quiere comer algo, y la hija dice, "Claro mamá, me encanta tu pastel."
 "Ten, tomate este aceite," le ofrece su madre. "Wacala" dice la hija.
 "¿Que tal un par de huevos crudos?"
 "¡Qué asco, Mamá!"
 "¿Entonces quieres algo de harina? ¿O que tal bicarbonato?" "¡Mamá, todo eso es asqueroso!"
 A lo cual la madre responde: "Si, todas esas cosas parecen malas por si solas. ¡Pero cuando las unes de la manera adecuada, hacen un pastel maravillosamente delicioso!
 Así trabaja Dios. Muchas veces nos preguntamos porque nos permite pasar por tiempos tan malos y difíciles. ¡Pero Dios sabe que cuando pone todas estas cosas en su orden, siempre trabajan para bien! ¡Solo tenemos que confiar en Él y tarde o temprano, estas cosas harán algo maravilloso!
 Dios esta loco por ti. Te manda flores cada primavera y un amanecer cada mañana.
 Cuando quieres hablar. El te escucha. Puede vivir en cualquier lugar del universo, y escogió tu corazón.
 ¡Espero que tu día sea "un pedazo de pastel!"
 ¡Puede ser que la vida no sea la fiesta que imaginamos, pero ya que estamos aquí es mejor que bailemos guiados por la melodía de Dios!

Una Sonrisa no cuesta nada y vale mucho. Una sonrisa no se compra, ni se presta. Una sonrisa enriquece a quien la recibe, sin empobrecer a quien la da.

Una cálida sonrisa hace que nos sintamos más cómodos y que sobrellevemos mejor la frustración y los desafíos. La Biblia recomienda: en Proverbios 3:27. Nodetengas el bien de sus dueños, Cuando tuvieres poder para hacerlo.

¿DE QUÉ TAMAÑO ES DIOS?

«¿Papi, de qué tamaño es Dios?», Le pregunto un día un hijo a su padre.

El padre, desconcertado por aquella pregunta, miró al cielo en busca de ayuda divina para encontrar una respuesta, y al ver un avión que pasaba, le respondió a su hijo con otra pregunta: «Hijo, ¿de qué tamaño ves aquel avión?».

El chico dijo: «Es muy pequeño, casi ni se alcanza a ver. Sólo se ve su estela…».

Entonces el padre lo llevó al aeropuerto, y al estar cerca de un avión le preguntó de nuevo: «Y ahora, ¿de qué tamaño dices que es un avión?».

El chico le respondió con asombro: «¡Papá, es enorme!».

El papá le dijo entonces: «Pues así es Dios, el tamaño que tenga va a depender de la distancia que tú estés de Él. Cuanto más cerca estés de Él, más grande será su presencia en tu vida».

Reflexión

Hay momentos difíciles en los que quizás ha sentido que Dios se ha hecho pequeño o que tal vez lo ha dejado solo. Sin embargo, es en los momentos de angustia donde más debe acercarse a Él para que usted pueda conocer al Dios grande e infinito.

«Nuestra relación con Dios determina que tan grande es Él para nosotros, experimentar su amor y poder dependerá absolutamente de cuanta búsqueda y tiempo usted dedique para estar a su lado». Pregúntate: ¿De qué tamaño es Dios para ti?

1 Crónicas 29:11. Tuya es, oh Jehová, la magnificencia, y el poder, y la gloria, la victoria, y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y la altura sobre todos los que están por cabeza.