ESTAMOS POR CELEBRAR LA NAVIDAD

SE OYE UN CANTO EN ALTA ESFERA

Navidad se escribe con N de niño nacido
Navidad se escribe con A de amor inmenso
Navidad se escribe con V de vida plena
Navidad se escribe con I de ilusión cumplida
Navidad se escribe con D de don gratuito
Navidad se escribe con A de alegría auténtica
Navidad se escribe con D de Dios.

La Navidad es el momento perfecto para celebrar el amor de Dios y la familia y para crear recuerdos que durarán para siempre. Jesús es el regalo perfecto e indescriptible de Dios.

¿Quieres mantener a Cristo en Navidad? Alimenta a los hambrientos, viste al desnudo, perdona al culpable, da la bienvenida al indeseable, cuida al enfermo, ama a tus enemigos y trata a los demás como te tratarías a ti mismo.

La Navidad es dar, y todo proviene del regalo más grande que el mundo ha recibido jamás: el don de Jesucristo.

Que agradecido estoy con Dios por haberme reunido con los seres que amor en esta hermosa navidad.

Deseo que en esta navidad todos podamos sentir el amor de Dios en nuestros corazones y que nos unamos todos como hermanos.

Dios en este diciembre quiere hacer de tu vida una constante Navidad, donde la paz, la esperanza, el amor y la convicción de un futuro seguro llenen tu mente y corazón para siempre. Solamente, tienes que invitar a Jesús para que sea el Señor y salvador de tu vida, alegrándote así no solo por un mes, sino por el resto de tus días.

No hay Navidad sin buenos deseos, ni año Nuevo sin propósitos por cumplir. Gracias Dios por darme un año más para poder celebrar esta hermosa fecha.

Jesús es la única razón por la que el amor, la justicia y la paz son capaces de existir. En estas fechas todo el ambiente se llenará del amor de nuestro creador.

Permitamos que la luz que acompaña a Jesús entre en tu hogar y lo llene de amor, esperanza y felicidad. Feliz navidad.

La palabra de Dios es la luz verdadera que ilumina a toda persona que llega a este mundo.

PODEMOS DECIR ¡FELIZ NAVIDAD!

Esta es la frase que todos tenemos a flor de labios en los días de Navidad. Se la decimos a la madre, al padre, a los hermanos, a los hijos, a los maestros, a los compañeros de escuela y de trabajo, a los vecinos, y a nuestros hermanos en la fe.
La leemos en las lindas y variadas tarjetas de felicitación, en los periódicos y en toda la propaganda comercial. La vemos en la pantalla de nuestros receptores de televisión, la escuchamos a través de la radio "Feliz Navidad" es la nota melódica que rubrica nuestras actividades y nuestras relaciones en esta hermosa época navideña.
Pero, ¿nos detenemos a pensar en el significado de lo que decimos? ¿Y lo estamos sintiendo de corazón?
Es muy fácil caer en la rutina, dejarse llevar por la corriente tradicionalista, servirse tan sólo de la frase diplomática.
"Feliz Navidad" es desearle a la persona a quien le decimos tales palabras, que tenga una feliz Navidad. Pero hay que considerar dos cosas.
La primera es saber si la persona quien dice esto es realmente feliz. Porque si uno no es feliz, ¿Cómo le puede desear la felicidad a otro?
La segunda es que la persona con quien hablamos tenga una feliz Navidad. Pero no puede haber Navidad feliz si Cristo no mora en el corazón. Algunos creen que porque tienen vestidos y juguetes y comida ya son felices. Lo cierto es que aparte de Cristo, desligados del Salvador, nadie puede ser feliz. Muchos conocen la historia de Cristo, pero no conocen al Cristo de la historia. Celebran el nacimiento de Uno que todavía no ha nacido en ellos.
Que pasen los magos y los pastores y los ángeles y la estrella; que pasen el pesebre y los juguetes, los paseos y las fiestas, los estrenos y regalos, pero que nos quede CRISTO; no el niño sino el HOMBRE, el Perfecto Hombre, ya no en el pesebre sino en NUESTRO CORAZON. SI ES ASI, ENTONCES SI PODEMOS DECIR "FELIZ NAVIDAD"

FELIZ NAVIDAD…

¿Cuál es el verdadero significado de la Navidad?
¿Sabe cuándo nació Jesús? – La fecha exacta del nacimiento de Jesús nadie la sabe, muchos teólogos e historiadores están de acuerdo con que no es posible saber con exactitud cuando Jesús, pero el 25 de diciembre es la fecha que la gente escogió para recordar su nacimiento.

Pero la fecha del nacimiento no es lo importante, tampoco es importante los arbolitos, las luces, la comida, los regalos, etc. Lo más importante es no olvidar el verdadero significado de la navidad.

Navidad es cuando El Hijo de Dios, que también es Dios, dejó todas SUS COMODIDADES de vivir en el lugar perfecto, dejó la adoración de los ángeles y bajo del cielo a nacer en una familia pobre, con un padre carpintero, de una mujer maravillosa fiel a Dios. Y no nació en la sala de un hospital, con doctores y enfermeras que cuidaran a la madre y al niño, nació en un pesebre, en un establo maloliente, sin luces de neón, ni cenas pomposas. ¿Puede imaginarse a su hijo(a) nacer así? O ¿Puede imaginarse usted mismo(a) naciendo así?

El hijo de Dios, en medio del polvo y el excremento de los animales, lo dejó todo para venir al mundo a estar en contacto con las personas y amarlas con todo su corazón y darles lo mejor de Él, ¿a cambio de qué?, la gente lo escupió, lo rechazó, lo insultó, lo abofeteó, se burlaron de Él, lo azotaron, torturaron, le arrancaron la barba, y todo por haber amado a las personas, la gente de ese tiempo no supo respetar al HIJO DE DIOS, qué insensatos ¿verdad?.

Pero… Un Momento… qué diferencia hay con la gente de hoy en día, porque Jesús resucitó y esta hoy en día en medio de nosotros todos los días, y la gente de hoy ¿qué hace al respecto?, lo rechazan, se burlan de Él, lo torturan, etc. ¿Qué nos hace diferentes a esas personas?

Las personas rechazan a Jesús al decidir NO CONFESARLO como amo de su vida; se burlan de Él al decir que creen en Él y que quieren seguirlo pero no obedecen sus mandamientos. Mateo 7:21. No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos. ¿Lo torturan? o ¿no le parece tortura el ver como alguien que ama lo rechaza y se lastima a sí mismo por no tomar atención a las indicaciones que con amor se le está dando?

Él vino al mundo a traer el MEJOR REGALO que alguien pueda recibir, ese regalo es VIDA ETERNA EN EL CIELO, todos tenemos vida eterna después de la muerte, lo único que tenemos que decidir es donde vivir esa vida eterna, en el CIELO o en el INFIERNO, y esta es una decisión que solo USTED puede hacer.

Un niño me preguntó algo ayer: “¿Cuál es el mejor regalo para Jesús?”

Mi humilde opinión es que:

Si usted es una persona que no tiene a Jesús como salvador de su vida, regalar su vida a Jesús sería un buen regalo, y JESÚS le regalará a usted VIDA ETERNA EN EL CIELO.

Si usted desea tener esa VIDA ETERNA EN EL CIELO, déjeme decirle que solo hay un camino: JESÚS. Juan 14:6. Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí. Y la manera de tomar ese camino es muy simple: Romanos 10:9–10. 9 Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.10 Porque con el corazón se cree para justicia; mas con la boca se hace confesión para salud.

Si desea aceptar a Jesucristo como su salvador solamente repita esta oración, el repetir esta oración no le salvará, tampoco las palabras que estará diciendo, pero la FE que ponga en estas palabras eso le dará su salvación:

“Jesús, te pido perdón por mis pecados, reconozco que soy pecador, te confieso como Señor de mi vida, sé que moriste en la cruz, para darme vida eterna, sé que resucitaste al tercer día, te entrego mi vida, en el nombre de Jesús, AMEN.”

Ahora debe de comenzar a tener una relación personal con Dios, eso se logra orando todos los días y leyendo la Biblia todos los días.

Si usted es alguien que ya tiene a Jesús en su corazón y quiere saber cuál es el mejor regalo para Jesús, que le parece el amarlo como Él lo ama y obedecerlo, recuerde, el dejo SU COMODIDAD para salvarlo, ¿Puede usted dejar SU COMODIDAD para llevar el mensaje de salvación a otras personas?, ¿Tiene miedo? ¿Inseguridad? ¿Vergüenza? “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.  Amén.”

JESÚS NOS AMA, demostrémosle que nosotros lo amamos.