EL PODER DEL PERDÓN COMO ESTILO DE VIDA.

PON ACEITE EN MI LÁMPARA SEÑOR.

EL PODER DEL PERDÓN COMO ESTILO DE VIDA.

La actitud de pedir perdón y perdonar es una actitud que sana, libera y restaura poderosamente.

Necesitamos el poder del perdón para obtener la paz que necesitamos en nuestra vida.

Los seres humanos vivimos muchas circunstancias en la vida y nos vemos frecuentemente inmersos en dramas y emociones que alteran nuestra vida y nos afectan en muchas áreas.

Muchas de esas circunstancias nos producen dolor y frustraciones. A veces somos nosotros los que provocamos dolor y sufrimiento a otras personas. Las personas con las que más nos exponemos a herir y ser heridos son aquellas que están más cerca de nosotros, comenzando con el cónyuge, los hijos y familiares. La verdad es que es imposible en esta vida no herir o ser herido. Esta realidad nos alcanza a todos los seres humanos, unos más que otros; pero al fin todos sufrimos.

Las ofensas son vectores venenosos que atacan a una persona y depositan en ella una cantidad de frustración, rechazo, rencor, dolor y venganza. Si ese veneno no es sacado del sistema emocional de la persona herida; esa persona va a ser influenciada por esos sentimientos negativos que la van a conducir a rebelarse y prepararse para una venganza o para una depresión severa.

Santiago 3:2. Porque todos ofendemos en muchas cosas. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, que también puede con freno gobernar todo el cuerpo. Todos ofendemos muchas veces. Mateo 6:14-15. 14 Porque si perdonareis á los hombres sus ofensas, os perdonará también á vosotros vuestro Padre celestial. 15 Mas si no perdonareis á los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. Es evidente que todos los seres humanos ofendemos muchas veces y muchas de ellas inconscientemente; pero la instrucción de Dios es absolutamente mandatoria: debemos perdonar si o sí. Dios no nos da ninguna otra opción.

Mateo 18:21-22. 21 Entonces Pedro, llegándose á él, dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré á mi hermano que pecare contra mí? ¿hasta siete? 22 Jesús le dice: No te digo hasta siete, mas aun hasta setenta veces siete. La segunda instrucción es que debemos perdonar siempre, o sea que perdonar debe ser una actitud, un estilo de vida. Si la naturaleza humana tiene la debilidad de ofender muchas veces, necesitamos desarrollar una actitud perdonadora porque esta actitud es el reflejo de Jesucristo el hijo de Dios.

EL vino para enseñarnos a perdonar incondicionalmente y hasta la muerte. Por tanto necesitamos decidir imitarlo a EL para que nuestra vida se fortalezca y maduremos espiritualmente. No es fácil, pero es posible. Por eso la palabra de Dios nos dice: Filipenses 4:13. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

En el mundo actual podemos ver más que nunca en la historia de la humanidad una banda humana cada día más llena de rencores, odio, tristeza y depresión. Necesitamos el poder del perdón. La única manera de obtener ese nivel de perdón es conectada a la fuente del perdón: Cristo Jesús, mediante una relación cercana a EL, buscando su presencia cada día, leyendo su palabra, asistiendo a la Iglesia y tomando la decisión de obedecerle incondicionalmente. Entonces vendrá a nosotros el poder del perdón y esa paz que tanto anhelamos.

Si necesitas el poder del perdón, comienza por pedirle perdón a Dios por haber guardado rencor y haber endurecido tu corazón. Hay cosas muy difíciles de perdonar, no obstante el mandato es incondicional, porque es la única forma de obtener la paz que necesitamos. Una vez que estamos libres del rencor, podremos lidiar con los problemas de una manera diferente, más edificante.

Toma la decisión hoy mismo de vivir una actitud perdonadora con tu pareja. No cuestiones más su naturaleza imperfecta. Toma la decisión de conectarte a Dios, perdonar a la manera de Dios y obtendrás la paz a la manera de Dios. Si no logras perdonar, busca apoyo con un líder espiritual capacitado, pero no te quedes con el veneno porque es mortal y acabará con tu vida y la de las personas a tu alrededor. Para perdonar a la manera de Dios debes ir a hablar con cada una de las personas que te ofendió y expresarle tu dolor con el único propósito de perdonar y sanar. Si la persona ya no existe, hazlo con tu Pastor o Líder espiritual.

Y hazlo pronto. Entre más pronto saques el veneno del sistema, más pronto recibirás la paz y la prosperidad que anhelas.

Tu matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. Cuídalo!

LA HISTORIA DEL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS.

Los peregrinos (Pilgrims) llegaron a Plymouth Rock el 11 de Diciembre de 1620. El primer Invierno fue muy duro para ellos. Pero el siguiente otoño, ellos obtuvieron una buena cosecha de las semillas que ellos plantaron. Decidieron celebrarlo con una gran cena, incluyendo a los indios que les habían ayudado a sobrevivir el primer año.

Los hombres se fueron a cazar, a conseguir carne para la cena. No se sabe a ciencia cierta si los pavos de la región fueron parte de la cena, ya que ellos usaban el término "pavo" para cualquier clase de ave silvestre

Otra clase de alimento que casi siempre tenemos para el Día de Acción de Gracias es el pastel de calabazas. Son muy pocas las posibilidades que ese alimento formara parte del menú de la primera celebración de Acción de Gracias. Las reservas de harina se habían usado, así que no había pan o pasteles de ninguna clase. Había suficiente cantidad de calabazas, porque ellas crecían en el campo y ellos las comían cocidas. Tampoco había leche, sidra, papas o mantequilla. No había vacas para producir leche y la papa recién descubierta, muchos aun creían que era venenosa.

La cena incluyó pescado, bayas silvestres, berros, langostas, fruta seca, maíz, almejas, venado y ciruelas.

El Día de Acción de Gracias no se celebraba todos los años. Inclusive no fue hasta Junio de 1676 que se celebró otro Día de Acción de Gracias. El Día de Acción de Gracias fue proclamado oficialmente por el presidente Lincoln en 1863, para ser celebrado el ultimo jueves del mes de Noviembre. En 1941 el Día de Acción de Gracias fue declarado oficialmente, por el Congreso de los Estados Unidos un día festivo, a celebrarse el cuarto jueves del mes de Noviembre.

El origen del Día de Acción de Gracias

El cuarto jueves de noviembre de cada año, estadounidenses de todos los orígenes se sientan a la mesa para celebrar Acción de Gracias (Thanksgiving). Pero ¿qué tiene la gente que agradecer y desde cuándo lo hacen?

La fecha recuerda la primera cosecha que obtuvieron los primeros peregrinos británicos en 1621, luego de un duro invierno, y el banquete que compartieron durante tres días con los nativos Wampanoag

El cuarto jueves de noviembre de cada año es una fecha muy especial para los estadounidenses de todos los orígenes.

En esta fecha declarada feriado, se sientan a la mesa para celebrar el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day), compartiendo pavo horneado, salsa de arándanos, puré de manzana y pastel de calabaza, entre otros platos.

La costumbre hace que los que comparten la comida digan en alto de qué están agradecidos.