EL MATRIMONIO NO ES UN RING DE BOXEO…

LA SABANA NEGRA

¡EL PUNTO NO ES CREER EN DIOS...

sino creerle a Dios!!! porque...
Santiago 2:19. Tú crees que Dios es uno; bien haces: también los demonios creen, y tiemblan.

DIOS no es de PLASTILINA para que se amolde a ti; ¡sin embargo, el que moldeo al hombre del polvo de la tierra fué ÉL!

¿Cuánto pesa el Pecado...?

Un predicador acababa de invitar a sus oyentes a arrepentirse, cuando un joven exclamó: -Usted habla del peso del pecado. Yo no lo siento --¿Cuanto pesa? ¿Veinte kilos, cien kilos?
-Dígame -le pregunto el predicador-, si usted pusiera un peso de cien kilos sobre el pecho de un hombre muerto, - ¿Lo sentiría él? --No, ya que esta muerto -Contesto el joven.
El predicador prosiguió: -Pues bien, el hombre que no siente el peso del pecado esta espiritualmente muerto.
Romanos 6:23. Porque la paga del pecado es muerte: mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

¿Por qué quedarnos con los brazos cruzados... cuando el Hombre más grande del mundo murió con los brazos abiertos? JESUS.

EL MATRIMONIO NO ES UN RING DE BOXEO…

En una reunión de esposas sube al estrado una mujer y cuenta su historia:

“Una vez yo llegué a casa y le dije a mi esposo: Yo vengo muy cansada del trabajo y a partir de hoy no voy a volver a cocinar….

El primer día no vi nada, el segundo día no vi nada, el tercer día lo vi cocinando y desde ese día es el quien se encarga de la comida.” “Bravo, hurra”, gritaban y aplaudían las mujeres…

Le toca el turno a otra que cuenta su historia: “Una vez yo llegué a casa y le dije a mi esposo: Yo vengo muy cansada del trabajo y a partir de hoy no voy a volver a lavar ropa…. El primer día no vi nada, el segundo día no vi nada, el tercer día lo vi en la lavandería y desde ese día es el quien se encarga de lavar su ropa y la mía.” “Bravo!, hurra!”, gritaban y aplaudían las mujeres…

Cuenta su historia la última mujer: “Una vez yo llegué a casa y le dije a mi esposo: Yo vengo muy cansada del trabajo y a partir de hoy no voy a volver ni a cocinar ni a lavar ropa…. El primer día no vi nada, el segundo día no vi nada, el tercer día ya veía un poquito por el ojo izquierdo…”

Es muy jocosa la anécdota, pero en medio de las risas que puedan producir, se ve los dos extremos que han proliferado…un movimiento feminista y un típico espíritu machista. La Biblia no presenta ninguno de los dos, sino un modelo sano y edificante.

El modelo de una pareja colocada en el Edén para mutuamente complementarse. El matrimonio no es un Ring de boxeo para ver cuál puede más, sino una mesa de diálogo y un campo de equipo. Hagamos de nuestros matrimonio verdaderos equipos mutuos de crecimiento y proyección.

Efesios 5:22-25.22 Las casadas estén sujetas á sus propios maridos, como al Señor. 23 Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia; y él es el que da la salud al cuerpo. 24 Así que, como la iglesia está sujeta á Cristo, así también las casadas lo estén á sus maridos en todo. 25 Maridos, amad á vuestras mujeres, así como Cristo amó á la Iglesia, y se entregó á sí mismo por ella.