EL HOMBRE IDEAL

Una mujer está caminando en la playa y de pronto se encuentra una vieja lámpara. La recoge, la frota y ¡Paff! aparece un genio.

La asombrada mujer le pregunta que si le puede dar los Clásicos tres deseos.

No señora, en estos tiempos conceder tres deseos ya Muy difícil...con esta inflación que se está viviendo, el creciente desempleo, el salario infame, los políticos corruptos y los altos precios del petróleo, lo más que le podría conceder sería un solo deseo y diga que le fue bien, así que, qué quiere?...

La mujer decide:

"Quiero que haya paz en el Medio Oriente".

El Genio, con cara de incredulidad le pregunta:

¿Cómo dice?

Ella contesta:

- "¿Ves este mapa? Pues deseo que estos países se dejen de estar peleando entre sí."

El Genio mira el mapa y dice:

- "¡Válgame, señora! Estos países han estado en guerra durante Milenios.

Yo seré muy bueno en mi trabajo, pero ¡caray! no soy tan bueno como para lograr eso que pide. Mejor pídame otra cosa más fácil".

La mujer piensa un rato y le dice:

- "Bueno, la verdad es que nunca he podido conseguir mi hombre ideal. Quiero un hombre que sea considerado y divertido, guapísimo y con un cuerpo espectacular, que le guste cocinar y ayudar en la limpieza del hogar, que sea millonario y me deje gastar a manos llenas, que sepa de música y que sea inteligente, que no sea un borracho, que sea un verdadero "tigre" en la cama y que se lleve muy bien con mí familia.

Que no se la pase todo el tiempo mirando deportes por la TV y que, además, siempre me sea fiel y no ande coqueteando con cualquier mujer guapa que vea" >

El Genio deja escapar un largo suspiro y le contesta:

- "¡A ver, traiga acá ese mapa!"