DIEZ CONSEJOS DE UN INCRÉDULO PARA EVANGELIZAR INCONVERSOS

No soy cristiano, por lo que puedo ofrecer una perspectiva diferente. Doy testimonio de los errores que cometen los creyentes al tratar de evangelizar personalmente a los inconversos. Si tu objetivo es ser más efectivo en acercar los inconversos al Señor, no dudes en seguir mis consejos, porque están respaldados por experiencia.

1.   Ten un estilo de vida atractivo.

Vive el evangelio. Que la palabra del Señor se haga carne en tu vida. Que otros te admiren por tu forma cristiana de vivir y quieran seguir tu ejemplo. Mateo 5:14-16. 14 Vosotros sois la luz del mundo: una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una lámpara y se pone debajo de un almud, mas sobre el candelero, y alumbra á todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen á vuestro Padre que está en los cielos. 1 Pedro 3:16. Teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean confundidos los que blasfeman vuestra buena conversación en Cristo.

2.   Prepárate teológica y espiritualmente.

3.   Antes de evangelizar inconversos necesitas tener un nivel mínimo de vida espiritual y de conocimientos bíblicos, de otra manera no sabrás ni que decir. 2 Timoteo 3:16. Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia

4.   No repitas frases en forma mecánica.

5.   Que el inconverso no sienta que le estás repitiendo un mensaje aprendido, cual si fueras un vendedor de aspiradoras.

6.   Utiliza un lenguaje sencillo.

7.   Modera el uso de terminología bíblica y eclesiástica. Algunas de las palabras que utilizas en la iglesia y los estudios bíblicos no son comprensibles para los inconversos. Procura expresarte en términos del lenguaje cotidiano y de acuerdo con la cultura de tu interlocutor. 2 Corintios 3:6

8.   No presiones.

9.   Cuando le hables del Señor a un inconverso trata de que no se sienta presionado a aceptar tu punto de vista, ni que sienta que le estás predicando. 1 Pedro 3:15. Sino santificad al Señor Dios en vuestros corazones, y estad siempre aparejados para responder con masedumbre y reverencia á cada uno que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros.

10. Actúa en forma amigable.

11. Procura irradiar calidez humana y aceptación incondicional. Interésate sinceramente por su persona, no veas al inconverso solo como una oportunidad de ganar puntos con el Señor. Proverbios 18:24

12. Haz más énfasis en mostrar valores que en enseñar doctrinas.

El mundo de hoy está cansado de discusiones teológicas, pero está hambriento de valores que sirvan de guía en el diario vivir. Ofréceles valores cristianos. Dales palabras de ánimo. 1 Pedro 3:1-4. Asimismo vosotras, mujeres, sed sujetas á vuestros maridos; para que también los que no creen á la palabra, sean ganados sin palabra por la conversación de sus mujeres, 2 Considerando vuestra casta conversación, que es en temor. 3 El adorno de las cuales no sea exterior con encrespamiento del cabello, y atavío de oro, ni en compostura de ropas; 4 Sino el hombre del corazón que está encubierto, en incorruptible ornato de espíritu agradable y pacífico, lo cual es de grande estima delante de Dios.

13. Trata de comprender al inconverso.

14. Ponte en sus zapatos. Averigua cuáles son sus valores y su cosmovisión, y piensa como responderías al mensaje cristiano si estuvieras en su lugar. 1 Corintios 9:20. Heme hecho á los Judíos como Judío, por ganar á los Judíos; á los que están sujetos á la ley (aunque yo no sea sujeto á la ley) como sujeto á la ley, por ganar á los que están sujetos á la ley.

15. Escucha atentamente las objeciones y preguntas del inconverso.

16. Las personas quieren sentirse especiales y comprendidas. Ten paciencia para escuchar y procura responder a sus inquietudes en la medida que te lo permitan tus conocimientos. 1 Pedro 3:15. Sino santificad al Señor Dios en vuestros corazones, y estad siempre aparejados para responder con masedumbre y reverencia á cada uno que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros.

17. No amenaces al inconverso.

18. Evita hablarle del infierno o de amenazas de castigos divinos si no acepta tu mensaje. Si lo haces solo lo alejarás de tí y del Señor. Concéntrate en lo positivo del mensaje cristiano y en lo que éste tiene que ofrecer.