DIA DEL NIÑO

Una Sonrisa no cuesta nada y vale mucho. Una sonrisa no se compra, ni se presta. Una sonrisa enriquece a quien la recibe, sin empobrecer a quien la da.