DEJA UNA BUENA HERENCIA A TUS HIJOS

EL ESPÍRITU DE DIOS ESTÁ EN ESTE LUGAR

DEJA UNA BUENA HERENCIA A TUS HIJOS

Una de las primeras herencias que puedes dejar a tus hijos es tu actitud.

Actitud es una disposición o manera de actuar hacia una persona o cosa. Fe en Dios promueve una "actitud positiva." El no creer o la duda trae una "actitud negativa." El resultado de una actitud negativa es pecado, el cual se refleja en diferentes maneras.

Nuestra actitud hacia Dios y otros es ciertamente pasada de generación a generación. Que sus hijos sufran o se beneficien de esta herencia depende de ti. Veamos a unos ejemplos en la Biblia de hijos que sufrieron por las actitudes de sus padres hacia Dios y los lideres ungidos de Dios. Sus actitudes llegaron a ser pecados absolutos:

1.   Coré. Números 16:17-33. Core fue rebelde y guió a otros a lo mismo. Core, los que estuvieron de acuerdo con el, sus esposas e hijos perecieron de la congregación de Israel cuando Dios causo que la tierra se los tragara. Porque tuvieron que morir los hijos? Seria que Dios quería erradicar este espíritu de rebelión completamente?

2. Achan. Josué 7:20,21,24-26. El problema de Achan era avaricia. El desobedeció a Dios y tomo de los despojos de Jericó. Todo Israel sufrió por su pecado. Achan, su familia (v.24), sus animales, su casa (tienda) y todos sus bienes fueron destruidos y quemados con fuego. Sus hijos sufrieron por su pecado.

3.   La generación durante el tiempo del diluvio. Génesis 6:5-7. Ellos no oyeron las amonestaciones de Dios dadas a través del predicador Noé. Todo pensamiento e imaginación de sus corazones era continuamente malos. Ellos eran violentos. Toda carne (excepto Noé y su familia), incluyendo los niños fueron destruidos por el diluvio. ¿Podría haber sido que si Dios hubiera salvado aquellos niños ellos hubieran tenido la misma naturaleza pecaminosa que sus padres?

Pero tu puedes dar a tus hijos una maravillosa herencia. Veamos algunos que si pasaron buenas actitudes con fe en Dios:

1.   Noé. Génesis 6:9-10, 7:1-7, los hijos de Noé tuvieron que haber honrado a su padre y creído a el. La vida justa de Noé salvo a toda su familia de la ira de Dios.

2.   Abraham. Éxodo 3:6-15, cuando dios se presenta a si mismo a Moisés, El dice que El era el Dios de Abraham, Isaac, y Jacobo. Estas tres generaciones que El nombra seguramente pasaron una reverencia y honra para Dios.

Timoteo. 2 Timoteo 1:5, tres generaciones también se mencionan en este pasaje. Loida, Eunice y Timoteo. La fe fue pasada a Timoteo, quien era ahora un ministro de Dios

Dispone en tu corazón de darles a tus hijos una herencia divina por medio de rendirte completamente a la voluntad y Palabra de Dios, que tus hijos, y los hijos de tus hijos puedan heredar la vida eterna juntos.

Otras actitudes divinas que puedes darles a tus hijos se encuentran en
Mateo 5:1-12.