¡CONFÍA EN MÍ!

HAS CAMBIADO MI LAMENTO EN BAILE.

¡CONFÍA EN MÍ!

2 Timoteo 1:12. Por lo cual asimismo padezco esto: mas no me avergüenzo; porque yo sé á quien he creído, y estoy cierto que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.
Romanos 1:16. Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud á todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego.
1 Corintios 1:6. Así como el testimonio de Cristo ha sido confirmado en vosotros.
Efesios 3:1.  POR esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los Gentiles.
Colosenses 1:24. Que ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia.
2 Timoteo 1:10. Mas ahora es manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte, y sacó á la luz la vida y la inmortalidad por el evangelio.
2 Timoteo 1:12. Por lo cual asimismo padezco esto: mas no me avergüenzo; porque yo sé á quien he creído, y estoy cierto que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.
2 Timoteo 2:3. Tú pues, sufre trabajos como fiel soldado de Jesucristo.
2 Timoteo 2:8.Acuérdate que Jesucristo, el cual fué de la simiente de David, resucitó de los muertos conforme á mi evangelio.
2 Timoteo 2:9. En el que sufro trabajo, hasta las prisiones á modo de malhechor; mas la palabra de Dios no está presa.
2 Timoteo 4:5. Pero tú vela en todo, soporta las aflicciones, haz la obra de evangelista, cumple tu ministerio.

CON UNA SONRISA EN LOS LABIOS…

El mundo parece más lindo cuando uno lo mira con una sonrisa en los labios:

Sonríe un poco ahora y después también,
eso iluminará tu vida.

Puedes ver el lado bueno
o puedes no verlo.

No camines abrumado,
con pesimismo y desánimo;

Trata de que tus compañeros
se alegren de que hayas nacido.
(Anónimo)

Se necesitan más músculos para fruncir el ceñir que para sonreír. Además, la risa trae aparejados otros resultados terapéuticos muy útiles.

Envía endocrinas al cerebro que producen una sensación de bienestar y calma.

Energiza el cuerpo.

Arranca la mente de la depresión y la concentra en nuevas metas, sueños y triunfos.

Hace que el tiempo pase más veloz y que las tareas cotidianas sean más llevaderas.

Además, cuando la risa se comparte con los amigos y la familia ayuda a construir relaciones.

Cuando culmina un día agitado y agotador, un hogar feliz es un refugio para todos los miembros de la familia, jóvenes o viejos.

¡Descubra hoy un motivo para reírse con todas las ganas!

No hay día más perdido que aquel en que no hemos reído.

Proverbios 15:13. El corazón alegre hermosea el rostro: Mas por el dolor de corazón el espíritu se abate.