CON EL DINERO SE PUEDE COMPRAR.

Mateo 6:33. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que Él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten.

Salmos 112:3. Hacienda y riquezas hay en su casa; Y su justicia permanece para siempre.

Tendrán en su casa muchas riquezas, y siempre triunfarán en todo.

Eclesiastés 10:2. El corazón del sabio está á su mano derecha; mas el corazón del necio á su mano izquierda.

El sabio siempre piensa en hacer lo bueno; el tonto sólo piensa en hacer lo malo.

Isaías 33:6. Y reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y la fuerza de la salvación: el temor de Jehová será su tesoro.

Nos haces vivir seguros; tu sabiduría y tus conocimientos nos han dado la salvación; ¡el obedecerte es nuestro tesoro!