CÓMO ORAR POR LAS OFRENDAS Y DIEZMOS

En las sagradas escrituras se nos revelan principios para orar correctamente. No existen un manual único para hacer la oración de ofrendas, más bien, es el Espíritu Santo quien nos guía para poder expresar las palabras correctas.

Ahora bien, hay oraciones que puedes realizar basadas en conocimiento bíblico, por ejemplo hay pasajes como: Génesis 4:4. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, y de su grosura. Y miró Jehová con agrado á Abel y á su ofrenda.Deuteronomio 23:23. Guardarás lo que tus labios pronunciaren; y harás, como prometiste á Jehová tu Dios, lo que de tu voluntad hablaste por tu boca. 1 Samuel 2:17. Era pues el pecado de los mozos muy grande delante de Jehová; porque los hombres menospreciaban los sacrificios de Jehová. 1 Crónicas 16:29. Tributad á Jehová la gloria debida á Su nombre: Traed ofrenda, y venid delante de Él; Postraos delante de Jehová en la hermosura de Su santidad. 1 Crónicas 29:9. Y holgóse el pueblo de haber contribuído de su voluntad; porque con entero corazón ofrecieron á Jehová voluntariamente. Salmos 96:8. Dad á Jehová la honra debida á Su nombre: Tomad presentes, y venid á Sus atrios. Malaquías 3:3-4. 3 Y sentarse ha para afinar y limpiar la plata: porque limpiará los hijos de Leví, los afinará como á oro y como á plata; y ofrecerán á Jehová ofrenda con justicia. 4 Y será suave á Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalem, como en los días pasados, y como en los años antiguos.Y 1 Corintios 16:2. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros aparte en su casa, guardando lo que por la bondad de Dios pudiere; para que cuando yo llegare, no se hagan entonces colectas. Que nos enseñan a orar.

El tema del dinero es delicado, si no se sabe orar podemos caer en dos extremos, uno de ellos es la idolatría. La biblia nos advierte que el amor al dinero es la raíz de todos los males. 1 Timoteo 6:10. Porque el amor del dinero es la raíz de todos los males: el cual codiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. Y aún así, vemos cómo irónicamente en algunas Iglesias donde reina la palabra de Dios, el dinero es un tema central.

El otro extremo es la negligencias. hay muchas personas que cree que hablar sobre el tema de la oración por las ofrendas y diezmos es incorrecto, se cierran al aprendizaje y por ello comenten errores al momento de exhortar la ofrenda.

De hecho, el Señor Jesús habla varias veces sobre nuestro uso de los bienes materiales. Hemos de confiar en Dios, nuestro proveedor, y hemos de ser buenos mayordomos de todo lo que Él pone en nuestras manos.

Basado en lo anterior, hacemos estas pregunta: ¿Cómo tener una visión bíblica del dinero? ¿Qué principios se deben seguir para saber cómo orar por las ofrendas y agradar a Dios? Para resumir estas preguntas te damos los siguientes 10 principios bíblicos para orar:

Todo es del Señor. Colosenses 3:23. Y todo lo que hagáis, hacedlo de ánimo, como al Señor, y no á los hombres.

La ofrenda es algo espiritual, no material. Hebreos 3:1. POR tanto, hermanos santos, participantes de la vocación celestial, considerad al Apóstol y Pontífice de nuestra profesión, Cristo Jesús.

Ofrenda para el Señor, no para los hombres. Corintios 9:2-7.

No ofrendes para que Dios te dé; ofrenda porque Dios te ha dado. Efesios 1:3. Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesucristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo

Ofrendar es un privilegio. Proverbios 22:4.Riquezas, y honra, y vida, Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.

Ofrendar es una responsabilidad. Levítico 27:32. Y toda décima de vacas ó de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, la décima será consagrada á Jehová.

Ofrenda con generosidad. Deuteronomio 26:12-13.12 Cuando hubieres acabado de diezmar todo el diezmo de tus frutos en el año tercero, el año del diezmo, darás también al Levita, al extranjero, al huérfano y á la viuda; y comerán en tus villas, y se saciarán. 13 Y dirás delante de Jehová tu Dios: Yo he sacado lo consagrado de mi casa, y también lo he dado al Levita, y al extranjero, y al huérfano, y á la viuda, conforme á todos tus mandamientos que me ordenaste: no he traspasado tus mandamientos, ni me he olvidado de ellos. 1 Corintios 16:2. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros aparte en su casa, guardando lo que por la bondad de Dios pudiere; para que cuando yo llegare, no se hagan entonces colectas. Lucas 21:3-4. 3 Y dijo: De verdad os digo, que esta pobre viuda echó más que todos: 4 Porque todos estos, de lo que les sobra echaron para las ofrendas de Dios; mas ésta de su pobreza echó todo el sustento que tenía.

La ofrenda es una inversión espiritual. 2 Corintios 9:6-7.5 Por tanto, tuve por cosa necesaria exhortar á los hermanos que fuesen primero á vosotros, y apresten primero vuestra bendición antes prometida para que esté aparejada como de bendición, y no como de mezquindad. 6 Esto empero digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra en bendiciones, en bendiciones también segará.

Ofrenda con gozo. 2 Corintios 9:7. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ó por necesidad; porque Dios ama el dador alegre. Mateo 5:23-24. 23 Por tanto, si trajeres tu presente al altar, y allí te acordares de que tu hermano tiene algo contra ti, 24 Deja allí tu presente delante del altar, y vete, vuelve primero en amistad con tu hermano, y entonces ven y ofrece tu presente.

Ofrenda medidamente. 2 Corintios 9:12-13. 12 Porque la suministración de este servicio, no solamente suple lo que á los santos falta, sino también abunda en muchos hacimientos de gracias á Dios: 13 Que por la experiencia de esta suministración glorifican á Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la bondad de contribuir para ellos y para todos.

Esperamos que los versículos para orar por diezmos y ofrendas te sean de utilidad. Si deseas más reflexiones sobre ofrenda para Dios, coméntanos y las subiremos. El agradecimiento por las ofrendas no debe ser rutinario, más bien debe venir de un corazón agradecido y sincero.

De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares, Y la afirmó sobre los ríos. Salmo 24:1-2. De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. 2 Porque Él la fundó sobre los mares, Y afirmóla sobre los ríos.