CHISTES DE HOMBRES

LA MISMA MONEDA

Un señor, muy molesto por el ruido, llama a la puerta del inquilino del piso inferior y pregunta:

-¿No ve que son las cuatro de la madrugada? ¡No es posible cerrar un ojo con ese ruido! ¿Se puede sabe qué es todo ese estruendo?

-¡Es la grabación de la fiesta que usted hizo anteanoche en su casa!

No conoce a su mujer

Papá, ¿es verdad que en muchos países de África un hombre no conoce a su mujer hasta que se casa?"
"Eso sucede en todos lados, hijo".

EN EL ODONTOLOGO

Un hombre llega donde el odontólogo y pregunta cuanto cuesta la extracción de las cuatro cordales.

-Eso vale $160 USD, dice el doctor.

-¡Es una cantidad exorbitante! ¿No hay un método más económico?

-Bueno, hay una versión menos estética que vale sólo $120 USD.

-¡Demasiado caro aún!

-Bueno, dice el doctor ya con alguna impaciencia, si no gasto anestesia lo puedo dejar en $40 USD.

-¡No! Esto es carísimo.

-A ver, dice el odontólogo rascándose la cabeza, si lo hace uno de mis estudiantes principiantes con un par de tenazas lo puedo dejar en $10 USD.

-¡Ese sí es el precio! Apunte a mi esposa para el próximo martes

Aeropuerto

Pedro estaba en la sala de espera de un aeropuerto, vio ahí una báscula computarizada que daba el peso y revelaba la fortuna.
Decidió hacer la prueba, metió una moneda en la ranura y leyó en la pantalla:
"Usted pesa 88 Kilos, es casado y está a punto de viajar a San Diego"
Pedro se quedó anonadado. En seguida, otro hombre usó el aparato. Esta vez la pantalla puso el siguiente mensaje:
"Usted está divorciado, pesa 94 Kilos y se dispone a viajar a Chicago".
Pedro le preguntó: ¿Es cierto que usted es divorciado y se dispone a viajar a Chicago?
Así es, contesta el otro hombre.
El asombradísimo Pedro corrió al baño, se cambió de ropa y se puso unos lentes oscuros.
Volvió a pesarse en aquella báscula, está vez el mensaje fue: "Usted sigue pesando 88 Kilos, todavía está casado, y acaba de perder su vuelo hacia San Diego".