AMARTE SOLO A TI

AMARTE SOLO A TI

NO DARÉ MI VIDA A NADIE MÁS QUE A TI.

NOSOTROS SOMOS EL OBSTÁCULO

La parábola parece narrada para nosotros. Jesús habla de un «rico» poderoso. Sus vestidos de púrpura y lino indican lujo y ostentación. Su vida es una fiesta continua. Sin duda, pertenece a ese sector privilegiado que vive en Tiberíades, Séforis o Jerusalén. Son los que poseen riqueza, tienen poder y disfrutan de una vida fastuosa. Muy cerca, echado junto a la puerta de su mansión está un «mendigo». No está cubierto de lino y púrpura, sino de llagas repugnantes. No sabe lo que es festín. No le dan ni de lo que tiran de la mesa del rico. Sólo los perros callejeros se le acercan a lamerle las llagas. No posee nada, excepto un nombre, «Lázaro» o Eliezer que significa «Mi Dios es ayuda». La escena es insoportable. El «rico» lo tiene todo. No necesita ayuda alguna de Dios. No ve al pobre. Se siente seguro. Vive en la inconsciencia total. ¿No se parece a nosotros? Lázaro, por su parte, es un ejemplo de pobreza total: enfermo, hambriento, excluido, ignorado por quien le podría ayudar. Su única esperanza es Dios. ¿No se parece a tantos millones de hombres y mujeres hundidos en la miseria?

La mirada penetrante de Jesús está desenmascarando la realidad. Las clases más poderosas y los estratos más míseros parecen pertenecer a la misma sociedad, pero están separados por una barrera casi invisible: esa puerta que el rico no atraviesa nunca para acercarse a Lázaro. Jesús no pronuncia palabra alguna de condena. Es suficiente desenmascarar la realidad. Dios no puede tolerar que las cosas queden así para siempre. Es inevitable el vuelco de esta situación. Esa barrera que separa a los ricos de los pobres se puede convertir en un abismo infranqueable y definitivo. El obstáculo para hacer un mundo más justo somos los ricos que levantamos barreras cada vez más seguras para que los pobres no entren en nuestro país, ni lleguen hasta nuestras residencias, ni llamen a nuestra puerta. Dichosos los seguidores de Jesús que rompen barreras, atraviesan puertas, abren caminos y se acercan a los últimos. Ellos encarnan al Dios que ayuda a los pobres.

EN BUSCA DEL JESÚS HISTÓRICO

Para cualquier observador resulta sorprendente el desequilibrio que existe entre la importancia del cristianismo en la Historia universal y la escasa información objetiva disponible sobre el que es considerado su fundador, Jesús de Nazaret. En este sentido, los evangelios, escritos bastantes años después de los hechos que narran, siempre han producido en los estudiosos que se han acercado a ellos con ánimo imparcial la impresión de relatos hagiográficos que no acaban de encajar con las circunstancias concretas del tiempo al que se refieren. Por otra parte, hay que decir también que estas circunstancias son bien conocidas a través de gran número de testimonios históricos, con lo que no resultaba descabellado pensar que en algún momento podrían aparecer documentos que ayudaran a rellenar el vacío de información existente.

El avance más importante en este sentido se produjo a raíz del descubrimiento en 1947 de una gran cantidad de documentos en Qumrán, muy cerca del Mar Muerto, en una localidad que formaba parte de Palestina. En poco tiempo, estos manuscritos quedaron bajo la custodia de un equipo internacional dirigido por el dominico francés Roland de Vaux, y a partir de 1957 comenzaron a aparecer publicaciones con las primeras conclusiones de los estudiosos. En 1991 la Huntington Library de California puso a disposición del público una copia de todos los manuscritos inéditos, marcando el comienzo de una nueva era en el estudio de éstos.

Desde sus primeras publicaciones, el equipo internacional que había acaparado el acceso a los documentos puso énfasis en situar la época a que éstos hacen referencia que describen en ellos a las primeras comunidades cristianas. Los autores de los textos son identificados como esenios, practicantes de un tipo de judaísmo rigorista opuesto a los fariseos.

En esta línea de trabajo hay que destacar los estudios de Robert Eisenman, profesor de la California State University. En sus libros, Eisenman presenta una teoría que arroja luz sobre los comienzos del cristianismo a través de una correlación entre los hechos descritos en los documentos de Qumrán y los libros del Nuevo testamento. Los textos de Qumrán, según él, se relacionan con un importante movimiento nacionalista mesiánico existente en la Palestina del siglo I, que luchaba contra la dinastía herodiana, el clero colaboracionista y los romanos invasores. Los partidarios de este movimiento habrían recibido nombres diversos como esenios, zelotes, nazarenos (de Nozrei ha-Brit: Guardianes de la Alianza) u otros, y su celo variaría desde el pacifismo hasta una actitud extremadamente violenta. Eisenman propone que la Iglesia primitiva formaba parte en realidad de este movimiento y, aunque no son citados por sus nombres, identifica a diversos personajes evangélicos en los documentos de Qumrán. Así Santiago, el hermano de Jesús, sería el denominado «Maestro de Justicia», uno de los jefes de la comunidad. El asesinato de este personaje provoca un levantamiento generalizado en Judea que será aplastado y terminará con la caída de Masadá en el año 74.

Sin embargo, los hechos anteriores nunca hubieran determinado la aparición de una nueva religión, pues todo este movimiento defendió siempre la más estricta ortodoxia judía. El cambio en las creencias se relaciona para Eisenman con la aparición en los manuscritos de un personaje denominado en ellos «el Mentiroso», que él no duda en identificar con el Pablo del Nuevo testamento. Este personaje, aunque integrado en el movimiento, defiende una observancia laxa de la Ley y una política de apaciguamiento respecto a los romanos, lo que le lleva a un enfrentamiento con el «Maestro de Justicia». Tras su huida, y con el vacío de poder creado por la caída de Jerusalén, sería él quien desarrollaría sus propias ideas en una doctrina que, al incorporar elementos de otras religiones, terminaría alejándose completamente de su supuesto fundador.

La peripecia vital de aquellos personajes de la Palestina del siglo I ha tenido una trascendencia que ningún contemporáneo suyo hubiera podido imaginar. Todo invita a pensar que dataciones y estudios cada vez más rigurosos en la región podrían ayudar a perfilar una imagen histórica de las primeras comunidades cristianas, y toda la información disponible hasta el momento sugiere que ésta podría resultar ciertamente revolucionaria. No dejaría de tener su gracia que al final fueran los curas luchadores, comprometidos conla liberación de sus pueblos, los cristianos más cercanos a la emergente imagen de un Jesús que predicó la liberación de su pueblo y la creación del Reino de Dios.

Para el mundo entero la Navidad es una de las más importantes celebraciones del año, pero el carácter comercial que ha adquirido nos distrae de su verdadero propósito el cual es celebrar el nacimiento de nuestro Salvador.

Hay algo que tú puedes hacer durante estas fiestas para recordarle a las personas el verdadero significado de la Navidad y es compartirles un mensaje de felicitación cristiano como los que hemos preparado en esta sección.

Puedes elegir cualquiera de las siguientes frases y compartirlas con tus seres queridos para ayudarles a recordar a Cristo en esta Navidad.

Descargar gratis lindos textos cristianos de Navidad:

– “Qué hermoso es poder celebrar la Navidad en familia y recordar el nacimiento de nuestro Salvador Jesús. ¡Les deseo unas felices fiestas!”
– “Qué lindas son las iluminaciones, las decoraciones, los obsequios y la cena de Nochebuena, pero la Navidad debe girar alrededor de un acontecimiento que es el nacimiento de nuestro Salvador. ¡Felices fiestas!”
– “Deseo que tengas una Feliz Navidad en la cual puedas celebrar el nacimiento del niño Jesús en compañía de tus seres queridos. ¡Que tengas muchas felicidades!”
– “La Navidad se ha convertido en la fiesta universal demostrándonos que todos somos hermanos e hijos de Dios. Les deseo muchas felicidades al celebrar el nacimiento de nuestro Salvador.”
– “La humildad y sencillez con la cual nació el niño Jesús, en medio de un pesebre, nos demuestra que no hay nada más importante que el amor. ¡Feliz Navidad para todos!”
– “Es mi más grande deseo que el espíritu de Dios inunde nuestros hogares de paz, amor y felicidad en esta noche que celebramos el nacimiento de Jesús. ¡Feliz Navidad!”
– “Que la Navidad sea una ocasión perfecta para recibir a Jesús en nuestros corazón al recordar su nacimiento y celebrarlo al lado de nuestros seres queridos. ¡Felices fiestas!”
– “Más importante que los costosos obsequios o una abundante cena es darle la bienvenida al niño Jesús en compañía de nuestra familia. ¡Feliz Navidad para todos!”
– “La Nochebuena es una noche de paz y de amor en la cual los ángeles en los cielos cantan alabanzas a nuestro Señor. ¡Disfrutemos de una Feliz Navidad!”
– “En la primera Nochebuena una hermosa familia nos enseñó que para ser felices sólo se necesita del amor y las bendiciones de Dios. ¡Celebremos una Feliz Navidad!”
– “Que nuestros corazones se llenen de alegría porque esta noche celebramos el nacimiento de nuestro Salvador, el hijo de Dios. ¡Les deseo muchas felicidades!”
– “Así como la estrella de Belén se convirtió en un faro para los Reyes magos, el amor de Dios nos puede conducir a través del camino del bien y la felicidad. ¡Disfrutemos de una linda Navidad!”
– “Quiero desearles una Feliz Navidad a todos mis amigos y familiares y también que esta sea una grandiosa oportunidad para reencontrarnos con nuestro Salvador.”
Hagamos que el centro de nuestra atención en esta Navidad sea celebrar el nacimiento del hijo de Dios, nuestro Salvador Jesucristo, y de esta manera recibiremos abundantes bendiciones para nosotros y nuestras familias.

A través del paso del tiempo el carácter comercial de la Navidad ha ganado muchísima más fuerza hasta el punto de hacernos distraer por completo de la esencia de esta celebración que es el nacimiento de Jesús.

Tú puedes ayudar a todos tus familiares y amigos a centrarse un poco más en ese acontecimiento tan especial que representamos a través del nacimiento con María, José y el niño Jesús y para ayudarte hemos preparado esta sección.

Comparte con todas las personas que quieras las frases que encontrarás enseguida para desearles una Feliz Navidad y ayudarles a recordar que estamos celebrando el nacimiento de nuestro Salvador.

Bajar gratis lindos pensamientos cristianos de Navidad:

– “Aunque la distancia nos separe de alguno de nuestros seres queridos, nos mantiene unidos el infinito amor de nuestro Señor. ¡Feliz Navidad!”
– “Dios es la única fuente de una felicidad duradera y de un amor de verdad. Celebremos una Feliz Navidad en compañía de la familia que él nos entregó.”
– “Los regalos costosos o las cenas abundantes no son garantía de felicidad en la Navidad, en cambio el tener el amor de Cristo en nuestros corazones sí lo es. ¡Felices fiestas!”
– “Le pido a Dios que derrame sus bendiciones sobre sus hogares y sobre sus seres queridos para que esta Navidad sea la más hermosa que hayan vivido.”
– “El mundo trata de distraernos en esta Navidad para alejar nuestra atención del grandioso hecho de que estamos celebrando el nacimiento de nuestro Salvador. Resaltemos el verdadero significado de esta época.”
– “Los ángeles están entonando los más preciosos himnos en el cielo porque estamos celebrando, una vez más, el nacimiento de nuestro Salvador.”
– “No debemos preocuparnos tanto por los obsequios o por la cena de Navidad porque Jesús nació en medio de un humilde pesebre, pero aun así encontró una enorme felicidad al lado de María y José.”
– “La Navidad es la más hermosa celebración de todo el año porque es el cumpleaños de nuestro Señor Jesús, así que dejemos que nuestros corazones se reconcilien celebrando esta linda fiesta.”
– “No hay mejor regalo que podamos hacer a nuestro Salvador que celebrar la Navidad en medio de paz y amor. ¡Felices fiestas, mis queridos amigos!”
– “Mientras que todo el mundo está preocupado por los regalos de Navidad, nosotros deberíamos preocuparnos por recordar a nuestro Salvador en este día que celebramos su nacimiento.”
– “Los Reyes magos le llevaron incienso y mirra y oro al niño Jesús, el mejor regalo que nosotros podemos llevarle es nuestro corazón completamente limpio y lleno de buenos deseos.”
– “Cuando estemos sentados en la mesa, al lado de nuestra familia, hagamos una pequeña oración para agradecer a Dios por todas las bendiciones recibidas, pero sobre todo por el nacimiento de su amado hijo. ¡Feliz Navidad!”

CUÁN GRANDE ES ÉL

Diciembre es el mes más bonito del año y el más sentimental.
Hoy recordamos y celebramos los logros y éxitos obtenidos, recordamos los momentos que quisiéramos revivir y a las personas que extrañamos, porque se han ido.
Compartimos reflexiones cristianas para este diciembre, un mes de sosiego, paz, amor, vida familiar y espiritualidad.
Para festejar el nacimiento de Jesús con humildad y agradecimiento y llenarnos de dicha y esperanza por el nuevo año que dentro de poco comienza.

Diciembre es el mes más bonito del año y el más sentimental.
Hoy recordamos y celebramos los logros y éxitos obtenidos, recordamos los momentos que quisiéramos revivir y a las personas que extrañamos, porque se han ido.
Compartimos reflexiones cristianas para este diciembre, un mes de sosiego, paz, amor, vida familiar y espiritualidad.
Para festejar el nacimiento de Jesús con humildad y agradecimiento y llenarnos de dicha y esperanza por el nuevo año que dentro de poco comienza.
✝ La luz de la Navidad eres tú mismo, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás, con bondad, paciencia, alegría y generosidad.
✝ Gracias Dios por tu mano que no me dejó caer. Gracias por este año que termina y por darme esperanzas en el que comienza.
✝ Mi deseo más grande para este nuevo año: "Que no me falte la bendición de Dios".

✝ Vive este diciembre con alegría, porque del futuro se encarga Dios.
✝ Y al final comprendí que en este año nunca fue suerte, siempre fue Dios...
✝ Diciembre es un mes para agradecer por todo lo recibido. Si no te sabes ninguna oración, no importa, puedes decir la más corta del mundo: "Gracias Dios".
✝ Cuando maduramos, la lista de deseos para Navidad se hace cada vez más corta y lo que realmente deseamos no se puede comprar. Solo nos queda pedirle a Dios paz y felicidad.
✝ En mi enfermedad fuiste tú mi sanador, en mi soledad mi compañía, en la tristeza mi mejor amigo y en las derrotas la mano amiga. Gracias Dios por estar siempre conmigo.

✝ En las malas aférrate a Dios. Hoy y siempre, dale las gracias.
✝ Gracias Dios por protegerme a pesar de mis debilidades. Por amarme a pesar de mis defectos. Por perdonarme a pesar de mí olvido en ti.
✝ Gracias Dios. Hoy me desperté en casa, con mi familia y rodeado de amor. No en un hospital, ni en una cárcel. No enfermo, ni solo. Que más te puedo pedir. Gracias Señor.

✝ Aunque en este diciembre no tengo para comprar ropa ni regalos, le doy gracias a Dios, por tener "mi vida".
✝ Si de verdad quieres que Jesús sea el centro esta Navidad, dale de comer al hambriento, consuela al afligido, ama al rechazado, perdona a quien se equivoca e inspira al desesperado. Eso es Navidad