AGRADECIDO

CUÁNDO EL PUEBLO ALABA A DIOS

AGRADECIDO

Agradecido me siento por todo lo que soy por todo lo que tengo y por todo lo que puedo hacer, que solo viene de Dios.

La Biblia nos exhorta a tener un corazón agradecido. Dad gracias en todo porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

Muchas personas no tienen un espíritu agradecido, al contrario creen que todos tienen que servirles y darles lo que necesitan.

Un día Jesús caminando por las calles de una ciudad, fue detenido por 10 hombres leprosos que pedían a Jesús el toque sanador y con compasión por ellos, Jesús los sanó. Estos leprosos regresaron a sus casas y en el camino notaron que la lepra había desaparecido, y solo uno de ellos, volvió a Jesús con un corazón agradecido, y le expresó su gratitud por la sanidad. Jesús le preguntó y dónde están los demás?

Dónde están aquellos que han sido tan bendecidos por Dios y por otras personas, que han olvidado ser agradecidos?

NO perdamos la gratitud. Sed agradecidos en todo porque esta es la voluntad de Dios.

¿A DÓNDE VA MI VIDA?

“Cuando la vida es buena en el interior, la vida se pone buena en el exterior.”

Muchas personas viven culpando a otros o al sistema de las cosas que le pasan, otras se lamentan a sí mismos de las decisiones que tomaron y piensan que la vida no ha sido bondadosa con ellos. Es triste que muchas personas estén llevando una vida equivocada, que estén luchando por alcanzar sus sueños y metas, y no lo consiguen. Ellos se preguntan ¿A dónde va mi vida?

El famoso jugador de béisbol Yogi Berra dijo en una oportunidad: “Si usted no sabe a dónde va, usted podría terminar en otro lugar.” Te puedo hacer una pregunta que le hago a mis estudiantes ¿Cómo quieres terminar tu vida? ¿Quieres ser recordado como alguien que vivió la vida o alguien que consumió el oxígeno del planeta que no sabe para que vive?

El pensamiento de arriba dice que si tu vida interior es buena, entonces tu vida externa lo mostrará. Y cuando hablamos de la vida interior no solamente nos referimos a lo espiritual, también incluye la mente y las emociones. Mi mente y emociones influyen en mi comportamiento externo.

Te invito a realizar el siguiente ejercicio: Piensa en algo bueno que te haya ocurrido recientemente, y hazte las siguientes preguntas: ¿Cómo fueron mis pensamientos? ¿Qué emociones se dispararon? ¿Cómo fue mi actuación?

Ahora piensa en algo malo, algo que a ti no te gustó y hazte las mismas preguntas. De seguro no te gustó tu actuación. Tu estado de ánimo cambia de acuerdo con la situación o circunstancia que estés viviendo.

Todo en la vida es un asunto de control. Nuestra naturaleza es querer controlarlo todo y vivir la vida a nuestra manera, si sigues así terminarás mal. Queremos controlar a Dios, controlar a las personas y controlar las situaciones, y lo que sucede es que cuando actuamos así vivimos en un descontrol, la vida se nos escapa de nuestras manos y ocurren las tragedias. ¿Cuál es tu tragedia?

Las tragedias hacen infelices a muchas personas y si tú quieres alcanzar la felicidad debes dejar de arruinar tus pensamientos. Los pensamientos los puede controlar. Tu mente se alimenta de los pensamientos que les das. Tus acciones son resultados de tus pensamientos. ¿Cómo controlar tus pensamientos?

Filipenses 4:8. Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si alguna alabanza, en esto pensad.

Se nos invita a pensar en lo que es verdadero, en lo puro, en lo que es bueno. Este pasaje es la norma para filtrar nuestros pensamientos. De aquí depende de que mi vida vaya por buen camino. Yo elijo la clases de pensamientos que quiero tener. Si tengo una buena elección en mis pensamientos voy a mostrar una buena actitud ante la vida. Si tengo una buena actitud voy a poder planificar mejor. Si planifico mejor voy a tener mejor tiempo para vivir y sabré donde quiero llegar. Si tengo mejor tiempo para vivir y sé a dónde quiero llegar significa que vivo en victoria. Dios siempre cumple su Palabra.

Isaías 26:3. Tú le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado.

Tú puedes asumir responsabilidad por tu vida y dejar de culpar a los demás o culparte a ti por las tragedias. Hoy es un buen día para elegir buenos pensamientos y diseñar buenas acciones que te lleven a la vida que Dios diseñó para ti. Tú eres un ganador o ganadora!

UN AÑO NUEVO; UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Salmos 90:12. Enséñanos de tal modo á contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.

Año nuevo

Las supersticiones

·  Tirar cosas viejas a la calle el primer día de enero

·  Sacar sus maletas para darle vuelta a la cuadra, pues creían que esto les garantizaría un viaje en el año entrante.

·  Tener la alacena llena el primer día del año. Creen que esto les garantiza la prosperidad durante todo el año.

·  Abrir todas las puertas de la casa a la medianoche para que el año viejo pueda salir.

·  Hacer mucho ruido, pensando que esto espantará a los malos espíritus para que no puedan ejercer una influencia negativa sobre el nuevo año.

El final de un año y la llegada de uno nuevo nos acerca a la eternidad y sobre cómo lo utilizamos. En el 2021 Tuvimos 12 meses 365 días, 8.760 horas, 525.600 minutos, 31 556 926 segundos. El tiempo que se va no vuelve

Cuatro cosas que podemos hacer en este año para acercarnos más El.

1. Debemos aprender del tiempo que se ha ido. El tiempo que se ha ido es una escuela que nos revela un mundo de aprendizaje. Aprendemos de las cosas que debimos hacer y no la hicimos, fracasos por no pedir el consejo.

2.  Debemos olvidar el tiempo que nos causó tristeza. El año viejo está muerto. Deséchalo y Suéltalo

·  Hay personas que siguen viviendo en el pasado.

·  No pueden olvidar los fracasos que experimentaron durante ese año,

·  La pérdida de un ser querido.

·  Un divorcio

·  Alguna desgracia familiar

Circunstancias por las cuales atravesamos el año pasado, que quedaron grabadas en nuestra mente y es difícil olvidarlas.

El ayer ya paso. El año 2021 quedó atrás. No podemos hacer nada de lo que ya no existe. Existen dos días de cada semana en los cuales no deberíamos preocuparnos. Uno de esos días es el ayer, con sus errores e inquietudes, sus aflicciones y sus dolores, sus carencias y desaciertos. Ayer ha pasado y para siempre, se encuentra más allá de nuestro control.

·  No podemos anular ningún acto que hayamos realizado

·  Borrar una sola palabra expresada

·  Enmendar un solo error irrevocablemente.

Ayer ha pasado y para siempre. Déjalo ir.

El otro día por el que no deberíamos preocuparnos es el Mañana, con sus posibles adversidades, sus preocupaciones, su enorme promesa y pobre ejecución. Mañana también esta mas allá de nuestro control inmediato. Mañana, el sol saldrá con esplendor o detrás de nubarrones, pero saldrá. Esto nos deja solo un día: ¡el Hoy! una persona puede pelear las batallas de solo un día.

Ayer y Mañana son preocupaciones inútiles. Resolvamos la jornada no más que un día a la vez.

Mateo 6:34. Así que, no os congojéis por el día de mañana; que el día de mañana traerá su fatiga: basta al día su afán. Pide a Dios que le ayude a vivir día por día.

No hay razón para preocuparnos por aquello que no ha sucedido y tal vez ni sucederá. Pero el propósito de este día es de dar gracias a Dios porque nos permitió vivir un año más. Agradecidos con Dios de que, Todavía estamos aquí. Muchos no verán el amanecer del nuevo año.

¿En qué forma demostramos nuestro agradecimiento a Dios por concedernos un nuevo año?

·  Servirle

·  Adoramos por medio de la oración, lo cual es parte de la vida cristiana.

·  Adoramos leyendo la Biblia. (Leerla completa, Si leemos tres páginas diarias, en un año se puede leer toda la Biblia.

·  Adorar es asistir a los servicios cotidianos.

·  Adorar aplicar nuestros talentos al servicio de Dios.

3. Un nuevo año es una convocación para extenderse a lo que está delante. ¿Qué nos traerá este nuevo año?

¿Qué sorpresas o nuevas noticias aparecerán en nuestras vidas? El futuro siempre es incierto. El único que sabe qué acontecerá es Dios. Pablo, quien estaba ya para ser sacrificado dijo: “Una cosa hago… extendiéndome a lo que está delante”. Vive la vida como si fuera tu último día; trabaja como si Cristo tardará mil años.

Pablo el mundo del atletismo.

La llegada de un nuevo año es para extenderse. Eso es, no quedarse en el mismo sitio del año.  Es abrirse a los nuevos tiempos:

· Nuevas actitudes.

· Nueva voluntad.

· Vivir una vida con un propósito.

· ¿Quién soy, qué quiero lograr en esta vida y cuál será mi futuro eterno?

Cuando están presentes estos conceptos tus anhelos, como el de un atleta, será extenderte hacia delante.

4. Un nuevo año es otra oportunidad para que demos frutos.

Lucas 13:6-9. 6 Y dijo esta parábola: Tenía uno una higuera plantada en su viña, y vino á buscar fruto en ella, y no lo halló.7 Y dijo al viñero: He aquí tres años ha que vengo á buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala, ¿por qué ocupará aún la tierra? 8 El entonces respondiendo, le dijo: Señor, déjala aún este año, hasta que la excave, y estercole. 9 Y si hiciere fruto, bien; y si no, la cortarás después.

· Tres años, de una manera consecutiva.

·  Busco el fruto deseado, pero no lo encontró.

·  Se ordenó al hortelano que la cortara para que no inutilizara la tierra.

·  Se pidió misericordia al dueño para que la dejara todavía un año más.

·  El prometió hacer algo más (preparar mejor la tierra) para que diera fruto.

Si después de esto no pasa nada, entonces habrá que cortar la higuera.

Juan 15:8.  En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

La vida cristiana fue diseñada para dar mucho fruto.

· Una vida victoriosa.

·  Un testimonio de integridad cristiana.

·  Victoria sobre Satanás y los demonios.

·  Victoria sobre la tentación y el pecado.

·  Buenas relaciones familiares.

·  Mejores relaciones con los que nos rodean.

·  Producir otro creyente – Como el manzano que produce manzanas.

·  Mas respaldo económica a su obra.

·  Aplicar nuestros talentos a la obra su iglesia.

¿Qué balance presentaremos del año 2021?

SÍMILES DE LA VIDA Y EL TIEMPO HUMANO SALMO 90

1. La vida es como un día. 2 Pedro 3:8. Mas, oh amados, no ignoréis esta una cosa: que un día delante del Señor es como mil años y mil años como un día.

2. La vida es como una vigilia. “Como una de las vigilias de la noche” 3 horas 180 minutos del reloj.

3. La vida es como un torrente de agua. “Los arrebatas como con torrentes de aguas”. El torrente de agua sugiere la idea de precipitación, de rapidez, de paso.

4. La vida es como un sueño. “Son como sueño es: irreal, fantástica, pasajera, perecedera. En los sueños podemos ser muy ricos, podemos volar, podemos viajar, podemos estar con gente famosas. Al despertar se podrá decir, «¡qué lástima que fue un sueño!» O «¡menos mal que fue un sueño!

5. La vida es como la hierba del campo. Salmos 90:5-6. 5 Háceslos pasar como avenida de aguas; son como sueño; Como la hierba que crece en la mañana: 6 En la mañana florece y crece; A la tarde es cortada, y se seca. Toda la gloria del hombre y de la mujer es vanidad.

6. La vida es como un pensamiento. Salmos 90:9. Porque todos nuestros días declinan á causa de tu ira; Acabamos nuestros años como un pensamiento. La vida humana, vista desde arriba, sólo dura milésimas de segundos. Necesitamos de un segundo para que venga algún pensamiento. ¡Sencillamente viene o se va!

El extremo humano. Salmos 90:10. Los días de nuestra edad son setenta años; Que si en los más robustos son ochenta años, Con todo su fortaleza es molestia y trabajo; Porque es cortado presto, y volamos. Cada cumpleaños es muestra de desgaste y fin de nuestra existencia.

Trabajo, cansancio y enfermedades. Nuestra condición física no es mejor mientras más años tenemos. Lo importante no es cuántos años viviremos sino cómo los vivimos y aprovechamos el tiempo. Dios te bendiga y este año sea de múltiples bendiciones junto a tu familia.